October Tide - Grey Dawn


OCTOBER TIDE. Grey Dawn. Avantgarde Music. 1999.

Prodigioso, admirable, Grey Dawn (1999) es, en definitiva, uno de los álbumes más sublimes que se han grabado en Suecia, y por ello sorprende que, aunque sea conocido dentro del medio, no haya trascendido un poco más. Incluso, resulta curioso encontrar críticas como la aparecida en la edición #6 de Tales of the Macabre, en la que el disco es descrito como un intento absurdo de imitar la música del Dance of December Souls, sin tener la misma clase para ello. Muy lejos de esto, a nuestro parecer, Renkse y Normann no proyectan aquí una prolongación de su trabajo en Katatonia, sino que hacen una propuesta especial, dotada de esa línea melódica Doom que los caracteriza, pero enriquecida con elementos del Death Metal (evidentes en la vocalización de Mårten Hansen), la inclusión de armonías acústicas y la exploración de ciertos sonidos propios del Avantgarde.

En otras palabras, October Tide tiene en Grey Dawn una personalidad asegurada, no es un parangón, y construye una música tan estilizada que, con ella, fácilmente se ubica en un lugar privilegiado dentro del Doom Metal sueco. El disco está integrado por 8 canciones perfectamente construidas, tanto en su plano lírico como instrumental; la estructura de cada una de estas comparte un tinte sosegado y una belleza cautivante. Los riffs de las guitarras, en particular, poseen una carga altamente emotiva, y a razón de la combinación que plasman entre melodía y lentitud, generan con facilidad una catarsis triste y melancólica. Otro tanto podría decirse de la batería que ejerce su acompañamiento lúgubre en los temas, y sólo momentáneamente se descuelga en estados de mayor efusividad; ella misma contribuye al mesmerismo que rebosa en cada nota de October Tide.

Destacan dentro del álbum el experimento casi ambiental incrustrado en la mitad de la canción "Grey Dawn", los efectos que enriquecen las guitarras de "Sweetness Dies", y todos los fragmentos acústicos que hay en "Lost in the Dark (And Then Gone)" e "Into Deep Sleep". No hay un solo instante en el que October Tide deje de sorprender por su calidad, así como tampoco uno en el que quien escucha no sienta el embate de un decaimiento artístico; y esto es así porque la música de Grey Dawn halla un equilibrio perfecto con sus letras, poéticas, introspectivas, de un tenor plomizo y afligido, a pesar de la fuerza impresa por el vocalista. En "October Insight" se escucha: "Breathe in the night / An october insight / As you can see grey is not white / The land of the bleak has never been black / Once we are here we can never get back".

De Grey Dawn existen a la fecha 3 versiones diferentes: una promocional lanzada en sleeve por Avantgarde Music, la primera edición realizada también por este sello en formato DIGIPACK (que es la que se muestra en la fotografía), y una re-edición hecha por Peaceville Records en el año 2007. Lamentablemente en la versión original no se incluyó un cuadernillo con la letra de las canciones, de modo que la información que aparece en el cartón sólo tiene que ver con las fechas de grabación, la alineación de la banda y la artista de quien se tomó la portada (Connie Imboden). Con todo, en esta caso la música habla por sí misma y, de cualquier modo, el juego de blancos y negros que decora el disco encuadra perfectamente con el paisaje lóbrego de October Tide. Un álbum imprescindible para seguidores de Opeth, Swallow the Sun y demás portavoces del Doom de corte más melódico.

RANK: 10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario