Obsecration - The Inheritors of Pain


OBSECRATION. The Inheritors of Pain. Hammerheart Records. 1996.

Dentro de la lista de bandas griegas más emblemáticas no suele aparecer con frecuencia el nombre de Obsecration, y esto es algo que constituye un desacierto porque, aunque es verdad que grupos como Rotting Christ, Necromantia, Varathorn o Thou Art Lord gozan de una reputación más que merecida, hay otros -como Obsecration- que han quedado a la zaga injustamente y tal vez sólo por razones de suerte u oportunidad. Con todo, nadie podría afirmar, tras escuchar un disco como The Inheritors of Pain (1996) que estamos frente a una banda de segundo orden; todo lo contrario, lo más posible es que, por un lado, terminara convencido de la poca justicia con la que a veces se resuelven las cuestiones del arte y, por otro, mantuviese el álbum en su reproductor durante un buen rango de tiempo.

Y es que The Inheritors of Pain representa una pieza increíble, dotada de la oscuridad que caracteriza a las agrupaciones del Mediterráneo, y llena de un magnetismo embriagador. Su música es una mixtura de Death y Doom Metal, melódico, pero sombrío y desolador. Todo el álbum está perfectamente concebido: las secciones instrumentales, ejecutadas con teclado o guitarras acústicas; el aporte percusivo, especialmente fértil en el uso de platillos; las líneas rítmicas y los riffeos que hacen gala de soltura y habilidad; y la impertérrita vocalización de Costas, sepulcral, cruda desde el principio hasta el fin. Obsecration es una banda que despliega, como pocas, una modulación tan tenebrosa y lúgubre a un mismo tiempo pero, enriquecida, además, con la confección de melodías delicadas y punteos bastante plausibles.

Destaca en el disco la duración de los temas (de 5 a 13 minutos), y el espacio que dedica la banda a explorar dentro de ellos las armonías instrumentales: en "Offsprings of the Black Dimension", por ejemplo, hay toda clase de velocidades, fragmentos exclusivos para un músico (bajo / teclado), zonas de canto, solos de guitarra, etcétera. En últimas, The Inheritors of Pain ofrece variedad: sus canciones proyectan constantes cambios y, tanto en los temas con distorsión como en los ambientales que se encuentran dispersos en el álbum, se evidencia lucidez creativa. Incluso, las letras de la banda son un correlato de este genio, pues exploran asuntos relacionados con el ocultismo y la obra de Lovecraft, afincando en sus versos logradas imágenes mentales: "At once she heard a soft groan / scared, she looked behind / among the trees, something was moving / something big, black and firm".

La única edición que existe de The Inheritors of Pain es la que se muestra en la fotografía, prensada por Hammerheart Records en 1996: el tercer lanzamiento del sello holandés. Descontando el diminuto tamaño de las letras con las que está escrita la información del cuadernillo (líricas, agradecimientos y demás), la presentación cumple sobradamente; debe recordarse, por cierto, que la portada utilizada aquí apareció previamente en el LIVE TAPE Horror In a Gothic Genre's Grave (1993) y también en un PROMO que se editó con ese mismo nombre en 1994. El productor e ingeniero del disco fue Magus Wampyr Daoloth (miembro fundador de Necromantia), quien además interpretó los teclados en "The Inheritors of Pain I & II", es decir, en la Intro y Outro del álbum. 

RANK: 9.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario