Old Man's Child - Ill-Natured Spiritual Invasion



OLD MAN'S CHILD. Ill-Natured Spiritual Invasion. Century Media Records. 1998.

Después de editar dos álbumes con alineaciones de al menos 4 integrantes, Old Man's Child lanzó en 1998 un nuevo disco -Ill-Natured Spiritual Invasion- en el que la creación recaía enteramente en un solo miembro. Se ratificaba así algo que ya resultaba evidente: más que una banda, Old Man's Child constituía un proyecto que giraba en torno a las ideas de Galder, aquel músico que hasta el 2000 elaboró con su música un buen contrarrelato de Dimmu Borgir y que, partir de esta fecha, se integró a las filas de esa banda como miembro regular, claro está, sin abandonar su trabajo en solitario. Sin duda, Galder es un artista ambicioso, y ha contribuido en no poca medida a la evolución del Black Metal noruego, crudo y oscuro durante sus primeros años de vida, pero luego cargado también de los más variados visos exploratorios: lo atmosférico, lo sinfónico, lo melódico, lo progresivo, etcétera.

Ya desde la época de Born of the Flickering (1996), Old Man's Child se destacaba entre las bandas de su país justamente por no anclarse en su mismo sonido, sino sondear estructuras mucho más melódicas. Con Ill-Natured Spiritual Invasion esta búsqueda se hace explícita totalmente, hasta convertirse en un referente para quienes aprecian el sonido de bandas como Naglfar, Covenant, Dimmu Borgir o Susperia. Lo que impresiona es que, detrás de la concepción de este disco se halle únicamente la mente de Galder, que sólo él componga las líneas de guitarra, el soporte armónico de los teclados, y que además se encargue de la parte vocal, la mezcla y la producción. Una excelente labor que apenas complementa Gene Hoglan (Dark Angel, Death, Testament), baterista invitado que imprime sobre las melodías de Galder un acompañamiento puntual y diverso.

Ill-Natured Spiritual Invasion contiene 8 temas de Melodic Black Metal cuya velocidad combina ritmos medios y rápidos. En total son 35 minutos muy bien utilizados, en los que se puede disfrutar de riffs oscuros, aunque emparentados con los del Heavy Metal ("Demoniacal Possession" o "Thy Servant"); una fuerte presencia de teclados ("Towards Eternity", "Captives of Humanity"); y una ejecución vocal que ofrece ciertas tonalidades cercanas al Death (como ocurre en "My Evil Revelations"). Tal vez el aspecto que menos sobresale en el disco es su parte lírica (al parecer improvisada en por Galder en el estudio), pues la mayoría de las letras tienden a seguir el cliché de la rebelión anticristiana, sin ofrecer ninguna cualidad particular. Ahora bien, aun aquí es justo resaltar que hay algunas líneas interesantes y que los coros de las canciones son memorables.

En la fotografía se observa la edición original del disco, lanzada por la Century Media Records tanto en Europa como en Norteamérica en 1998. La presentación interior cumple sin llegar a sorprender, pues la imagen de la portada se repite aplicándole diferentes colores en las 8 páginas del cuadernillo. Aparecen allí las letras de las canciones, la información técnica y la publicidad de discos precedentes. De este mismo álbum de Old Man's Child existen otras 2 versiones también editadas por Century Media: un LP prensado en Alemania en 1998 y un CD de procedencia brasilera del 2000. Asimismo, es posible encontrar una edición japonesa realizada por Avalon Records que contiene el tema "The Millenium King" como bonus track.

RANK: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario