Orategod - Fall Slowly Until the Hell Abyss


ORATEGOD. Fall Slowly Until the Hell Abyss. Torment Records. 2004.

Orategod es una agrupación chilena que, a pesar de tener una exigua discografía (apenas 2 álbumes de estudio) y de haber vivido constantes cambios de alineación, cuenta con una trayectoria que pronto superará las dos décadas. La banda siempre se ha encausado en la línea del Brutal Death Metal, un estilo que ha estudiado bastante bien, pero que ejecuta sin descrédito o distinción. Una breve escucha de su trabajo comprueba la fuerte influencia que ha ejercido en los países de Latinoamérica la música de grupos como Suffocation, Dying Fetus o, en su caso particular, Deeds of Flesh, pues como sucede con aquellos, Orategod expresa su brutalidad de la forma más pura: sin recursos diferentes a dos guitarras, un bajo, la batería y la voz, todo explotado sin contemplaciones.

En el año 2004 apareció el primer disco de la banda bajo el título Fall Slowly Until the Hell Abyss, y resulta significativo este nombre al descubrir que lo que hay al interior del álbum es justamente una sensación de caída en las profundidades más caóticas. Son en total 10 canciones concebidas desde una óptica demencial: una batería que sólo da tregua en contados pasajes, un juego de guitarras grave y atronador, y una voz ultra-gutural, seca, prácticamente cruda. Orategod pone a su disposición los elementos más emblemáticos del Brutal Death y los asume de modo natural: en todas sus temas hay velocidad, armónicos contrastando con los riffs del ritmo, y la continua marcha de la guturalidad. Acaso sólo puedan distinguirse unos apuntes más melódicos en la canción "Orategod" (la más lograda del disco) o en "Necrofilia Orgásmica" (en la que se hallan líneas lentas de gran factura).

No es mucha la duración de los temas que componen Fall Slowly Until the Hell Abyss; casi por regla son despachados a los 3 minutos, siendo este un aspecto que brinda dinamismo al disco. Por lo demás, casi todos ellos incluyen buenos punteos y cambios de ritmo coherentes. Lamentablemente, en ciertos momentos, la voz de Mauricio Lagos se pierde entre la instrumentación, un factor que impide interpretar el mensaje lírico, el cual conjuga tres direcciones: una anticristiana; otra, emparentada con el Grind y; una más, de corte demonológico. La composición de letras no es el fuerte de Orategod: a excepción de la canción homónima de la banda en la que sí se desarrolla ampliamente una idea, todas las demás manejan asuntos manidos, sin destellos de originalidad o tratamientos especiales, y esto aplica tanto para las compuestas en inglés (8) como en español (2).

Torment Records, el sello de Torment Magazine fue el encargado de la edición de Fall Slowly Until the Hell Abyss. El resultado fue bastante positivo tanto en calidad como en diseño -algo que debe atribuírsele enteramente a Cristian Porras, el mismo propietario del zine y la disquera-. El cuadernillo que acompaña el CD contiene las letras de las canciones, los agradecimientos, una pequeña fotografía y la información de la grabación, todo sobre el fondo rojo que puede observarse en la portada. En el año 2006 el disco fue re-editado por dos sellos mexicanos: por la Suicide Apology Records en formato TAPE, y por Concreto Records nuevamente en CD; ambas versiones contienen canciones extra (2 en el primero y 4 en el segundo) y ambas cambiaron también el front-cover de la versión original.

RANK: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario