Hypnosis - Shadoworld


HYPNOSIS. Shadoworld. Black Lotus Records. 1999.

Definir cuál es la orientación de Hypnosis en Shadoworld (1999), el primer disco de su carrera, resulta una tarea compleja debido a la multiplicidad de elementos que lo conforman; es más, ni siquiera en lo que respecta al género de la banda las cosas parecen claras, pues, aun si afirmáramos que se trata de una propuesta de Melodic Death Metal, tendríamos que añadir acto seguido que también hay en ella elementos de Industrial, Progresivo y hasta Rock Gótico. Con todo, no cabe pensar que la dificultad para precisar lo que hacen los franceses obedece a su propia indefinición musical ya que, por el contrario, esto se debe a la amplitud con que asumen el trabajo creativo, es decir, haciendo fértiles las zonas de contacto entre sonidos y lenguajes de diferente naturaleza.

En Shadoworld es posible distinguir 2 partes principales: una, encierra las primeras 5 ó 6 canciones, en las que Hypnosis propone una excelente mezcla de Melodeath con recursos provenientes de otros géneros: del Industrial, en todo lo que concierne al uso de algunos samplers, sonidos futuristas y modificaciones completas de voz y percusión (como ocurre en "Frozen Shadows"); del Progresivo, por ejemplo, en el tipo de riffs y solos que alimentan los temas (así es el caso de "Dreaming"); y del Heavy, por lo que a la ejecución de estructuras y juegos de guitarra se refiere ("Introspection"). Esta es, tal vez, la mejor sección del disco, al menos en la que Hypnosis alcanza las armonías más originales, y en la que las guturales de Pierre Bouthemy se combinan de modo más lúcido con las líneas limpias de Cindy Goloubkoff.

La otra parte del disco es la compuesta por sus últimas canciones, es decir, de "Alone in Your Head" en adelante; allí, la agrupación toma un tinte más gótico, los recursos del Death Metal se reducen y la exploración de los sonidos industriales se amplía. La canción antes mencionada representa muy bien esta dimensión de Hypnosis que sorprende por los niveles a los que llega, aun cuando se trata de una banda conformada apenas por 2 mujeres (Cindy y Patrice) y un hombre (Pierre). Las funciones se comparten y multiplican (bajo, guitarra, teclados, voces), a excepción, de la composición de las letras que recae enteramente en Pierre, quien, a través de un lenguaje muy íntimo y reflexivo, proyecta un espacio de encuentro entre el mundo de la realidad y el de los sueños, ese mundo oscuro -como indica el título del disco- en el que debe rastrearse la existencia de los hombres.

Cada uno de los 5 álbumes que realizó Hypnosis a lo largo de su carrera, interrumpida en el 2010, fueron lanzados por disqueras diferentes; en el caso de Shadoworld, esta tarea corrió por cuenta de Black Lotus Records, un importante sello griego que editó bandas de la talla de Astarte, Necromantia o Septic Flesh. La producción del disco es envidiable en todos los sentidos: en su calidad de sonido, en su presentación, etcétera. El cuadernillo (de 16 páginas) contiene las letras de las canciones, fotografías de los miembros del grupo, e información técnica. A pesar de la distancia temporal que ya hay con relación a su fecha de salida, todavía es posible adquirir copias del CD en la red, así como de los otros títulos de la banda, y también de las producciones que con Scars of Murmansk, su proyecto actual, han lanzado Cindy y Pierre).

RANK: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario