Houwitser - Bestial Atrocity


HOUWITSER. Bestial Atrocity. Sevared Records. 2010.

Al repasar la historia del Death Metal holandés es inevitable sentir inquietud frente a una banda como Houwitser, pues, aunque no resulta desconocida del todo para los seguidores del género, tampoco podría afirmarse que goza de alto reconocimiento internacional. Lo curioso es que por las filas de esta agrupación han pasado -desde la fecha de su formación en 1997- numerosos músicos provenientes de grupos bastante reputados como Sinister, Thanatos o Altar, quienes con su experiencia e ideas han contribuido a forjar una carrera que ya cuenta con 5 álbumes de estudio, 1 DVD y otras producciones menores. Tal ha sido el deseo de mantener a flote su trabajo que, a pesar de haberse desintegrado en el 2004, Houwitser volvió a unirse 3 años después bajo la dirección de Michel Alderliefsten, el único miembro fundador que aún continúa en la banda.

Este disco, Bestial Atrocity (2010), es el último título grabado por el grupo; se trata de un disco compuesto por 11 canciones en la línea del Brutal Death clásico, ese que tanto admiran los fanáticos de Cannibal Corpse o Suffocation. En efecto, Houwitser expone una colección de canciones que hacen acopio de los recursos más utilizados dentro de este estilo: unas guitarras muy distorsionadas con las que se ejecutan estructuras rápidas y solos decorados con el uso del trémolo; una batería machacante, veloz en los segmentos en donde la energía aumenta, pero también generosa cuando se trata de enriquecer los pasajes lentos con juegos de platillos y toms; una gutural potente, gruesa, que se impone, incluso, a momentos con tonos cercanos al Grind; y, finalmente, un bajo que llega a sorprender cuando asume el liderazgo de la composición, como sucede en "Demolish the Deformed".

Quien se acerca a Bestial Atrocity debe persuadirse de que no hallará en él muchas bases melódicas y tampoco un excesivo tecnicismo, más bien, una propuesta directa que desea transmitir con su música la violencia, el caos y la brutalidad propia del Death Metal a secas. Es así que los riffs de guitarra, la marcha resonante de la percusión y la vocalización de Stan Blonk tienen como único propósito someter nuestros oídos por un poco más de 40 minutos a una descarga aplastante, demoledora; y no sólo a través de la música, sino también de las letras que la acompañan, puesto que estas conforman una galería impresionante de torturas, aberraciones, furia y sangre. Bien puede reconocerse este horizonte en los mismos nombres de las canciones: "Devoured Cunt", "Lynch the Cancer", "The Lingering Death" o "Flayed, Beheaded and Quartered".

Houwitser presentó sus 2 primeros discos a través del sello holandés Displeased Records, y los 2 siguientes por medio de la Osmose Productions. El quinto álbum de su discografía, es decir, Bestial Atrocity fue prensado por Sevared Records, una disquera estadounidense que, si bien viene trabajando desde mediados de los noventas en la producción y distribución de material, ha ganado fuerza sólo hasta años recientes. La presentación de este disco es impecable: el cuadernillo (de 12 páginas) contiene las letras de las canciones, fotografías a todo color de los miembros de la banda, agradecimientos y demás, todo sobre el arte sangriento que creó para el álbum Bahrull Marta. Cabe señalar, para finalizar, que en la grabación de Bestial Atrocity participaron Mike van Mastrigt (de Sinister) y Kam Lee (de Death Mantas) como vocalistas invitados.

RANK: 7.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario