Goats - Breath


GOATS. Breath. Eclipse Records. 1995.

Japón es un país que ha caminado en todas las direcciones del Metal, y prácticamente en todas ellas ha creado leyendas: Sabbat, Unholy Grave, Sigh, Ritual Carnage. Esta otra banda, Goats, aunque no goza del mismo reconocimiento que las antes mencionadas, también es una muestra singular del potencial que tienen los nipones en la música; su historia se remonta a inicios de los noventas y, por la calidad de su trabajo, bien podría afirmarse que es una de las mejores agrupaciones de Death Metal técnico que han surgido en Oriente; hay algo en su música, especialmente en este disco, Breath, de 1995, que le otorga una dosis de originalidad en un estilo en el que, como en todos los demás, abunda la imitación y lo repetitivo.

Es verdad que la propuesta de Goats puede recordar ciertos matices de grupos como Nocturnus o Agressor, pero su sonido cuenta con una proyección personal, en primer lugar, gracias al trabajo que realiza Satoru Hayashi en las vocales, dotándolas de un tono intermedio entre el Thrash y el Death y; segundo, por las innumerables variaciones que la banda es capaz de desarrollar en los fragmentos que poseen un único tiempo. Breath es así un álbum que expresa una propia interpretación de lo técnico, con una forma sólida de atacar las guitarras, la ejecución de una batería rica en cambios, y la utilización de efectos para solos y riffs, los cuales con un wah, por ejemplo, alcanzan expresiones bien diferentes a las corrientes.

En los temas de Goats prevalece el ritmo lento ("Chaotic Society", "Awake Me") y, en consecuencia, es posible escuchar más nítidamente el alto nivel de sus músicos; sin embargo, aun en las canciones más rápidas como "Alive", las guitarras, el bajo y la batería mantienen una producción y una aplicación destacadas. Tal vez en el plano en el que menos ofrece la banda es en el lírico: Breath es un disco que reflexiona algunas veces sobre la muerte ("Life and Death", "Visions of Reality"), pero sin llegar a profundizar; otras, se inclina por cuestiones sociales ("Blacking Out the Threat", "Frenzy"), y en ellas corre con la misma suerte. Si todas las letras tuviesen el carácter directo de "Alive" las cosas estarían mejor.

Breath fue prensado por Eclipse Records, siendo esta la tercera producción del sello, después de los discos Crucified de Unholy GraveLost Humanity de Cemment. El trabajo gráfico es bastante pobre: como puede verse, la portada no tiene mayores pretensiones artísticas y lo propio cabe afirmar de la hoja insertada que hace las veces de cuadernillo, pues esta se encuentra impresa a blanco y negro, y apenas contiene las letras de las canciones. Con todo, vale la pena tener el nombre de Goats presente y apostar por la adquisición de su disco en el caso -bastante reducido- de hallarlo alguna vez. La banda cuenta además con un segundo CD llamado Collective Unconscious editado por Bloodbath Records en 2001.

RANK: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario