Fatima Hill - Valhalla


FATIMA HILL. Valhalla. Worldchaos Production. 2000 (1997).

Fatima Hill constituye un ejemplo más de banda "underrated", pero su caso resulta particularmente indecoroso porque que se trata de una agrupación proveniente de un país muy conocido -como lo es Japón-, posee una trayectoria de más de 20 años, y ha lanzado casi una decena de producciones entre Demos, EP's y álbumes. Lo que no ha permitido que su propuesta llegue a trascender, continúa siendo para mí un misterio, sobre todo, a sabiendas de que el estilo en el que se enmarca su música, esto es, el Progressive/Power Metal, cuenta con un público especialmente acérrimo y unos medios un poco más dispuestos al apoyo de los proyectos que los de otros sectores del Metal. El descuido, así, es deshonroso, pues Fatima Hill sigue sin destacarse dentro de la escena, por lo menos en la proporción que debería permitirle una música tan altamente técnica y creativa como la suya.

Valhalla (1997) fue la opus prima de la banda, y estoy persuadido de que quien la escucha, inevitablemente se ve raptado por una fuerza superior. De entrada, la calidad del sonido es impresionante y, de ahí en más, todo forma un conjunto inmejorable: el amplio espectro que se permiten las composiciones, la ejecución impecable de los instrumentos -entre los cuales llegan a incluirse guitarras de 12 cuerdas y mandolinas-, los tonos bellísimos de Yuko -que está en igual medida alejada de la vocal operática y de la pop que tanto pululan en su ambiente-, la inteligente atención que se le da a las transiciones y los pasajes acústicos, y, en fin, ese alcance que permanentemente se logra de lo épico no a través de la velocidad, sino de la prolongación, del trabajo en los detalles y de la creación de una atmósfera verdaderamente mágica.

Los temas de Fatima Hill, en especial los más memorables, llegan a extenderse hasta 14 minutos y se presentan a sí mismos como si fuesen sound-tracks de pequeñas historias; debido a esto, en cada uno de ellos, se encuentra una vastedad de recursos que producen sensaciones diversas: a veces el descuelgue del ímpetu, otras la delicadeza del romanticismo, y unas más el misticismo de otras épocas. Por demás, justamente eso es lo que elabora Valhalla en su plano temático: la magia, la superstición y la grandeza de lo heroico; todo, como se dijo, trabajado a modo cinematográfico, en medio de composiciones que deben mucho a algunas leyendas -como Rainbow-, y que tienen como último rasgo estético el inglés oriental de Yuko y unos larguísimos punteos que valdrían por sí mismos el disco. 

Valhalla fue lanzado originalmente en 1997 por Fatima Hill, pero posteriormente fue reeditado por la Worldchaos Production en la bella edición que se muestra en la fotografía, limitada a 1000 copias con booklet de cartoné y CD dorado. Sin duda, este cuidado en la parte gráfica es el mejor respaldo para la música que contiene el álbum, y no se escapó ningún detalle en ella, puesto que hasta se llegó a incluir una hoja anexa en papel satinado con la traducción de las letras al japonés. La edición incluye, además, el tema "Aion" como bonus, una pieza que fue compuesta después del Valhalla y que dio título al segundo disco de la banda. Reste dejar aquí el enlace de la canción "Oriel Window" para enterarse del trabajo de Fatima Hill y de la poderosa energía que esta destila.

RANK: 9.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario