Execrator - Execrator


EXECRATOR. Execrator. War Discos / Black Box Records. 1998.

Me declaro desconocedor de la discografía de Execrator, si bien sé que se trata de una agrupación cuya historia se remonta a inicios de los noventas, y algunos de los músicos que han formado parte de su alineación también han participado, en su momento, en otras bandas representativas del Metal chileno como Massakre, Pentagram, Sadism o Atomic Aggressor e, incluso, en grupos extranjeros de la talla de Watain. De este modo, Execrator ofrece la garantía de una amplia trayectoria y, asimismo, la presencia en sus filas de músicos profesionales, aspectos que se hacen evidentes en este segundo álbum, autotitulado Execrator (1998), el cual, haciendo acopio de elementos propios del Groove y el Death Metal, presenta 10 canciones propias más un cover del tema "Surprise! You're Dead" de Faith No More. 

El disco propone una especie de balanza que durante las primeras 4 canciones parece inclinarse más por su componente Groove, con canciones de ritmo medio, bastante muteo en las guitarras, efectos tipo megáfono en la voz y una energía exaltada semejante a la que manejaron durante sus mejores tiempos bandas como Pantera Machine Head. Sin embargo, con el tema "Reprisal", los ritmos se aceleran y en las composiciones empiezan a tener más peso los ingredientes del Death Metal: riffs sostenidos, una gutural de apoyo gruesa, y una pesadez melódica que llega a recordar los grandes momentos de la escena sueca (para comprobar lo cual sólo resta escuchar "That Forgotten War"), todo trabajado con prestancia y precisión, evitando que cualquier instrumento domine sobre las otros.

Ahora bien, aunque Execrator despida esta doble impresión en su decurso, debe precisarse que la onda Groove, por una parte, no se extingue en la segunda mitad del disco, puesto que la voz de Lillo conserva siempre su particularidad tonal y, complementariamente, ya en las primeras canciones del álbum aparecen ciertas aceleraciones y dejos Death Metal, sólo que pasajeros. En cuanto a la sección lírica, sin embargo, la doble perspectiva de Execrator también es clara: inicialmente, sus letras se orientan hacia cuestiones más vivenciales y sociales (como en "Born Again" o "Suicide"), pero progresivamente van adquiriendo una connotación un tanto más oscura que ya en temas como "...By Sorcery" y "Left the Soul Behind" ha aterrizado en un lenguaje que se apropia de lo lóbrego y antirreligioso.

El sello chileno War Discos se encargó de editar, junto a la Black Box Records, el álbum Execrator en 1998. El resultado de esta iniciativa fue positivo, no sólo en lo que concierne a la producción, que está a la altura de las europeas o norteamericanas, sino también en el apartado gráfico que, excluyendo la portada, supo crear un buen diseño, aunando innumerables fotografías de la banda con fondos tanto oscuros como luminosos. El cuadernillo contiene las letras de las canciones, los agradecimientos, datos de contacto y una pequeña nota a modo de epílogo: "...y que nadie se atreva a suplicar más, porque invocar a la muerte es recitar la oración final". La misma War Discos editó, un año antes que éste, el álbum Collapse de Slavery, otras banda chilena de Groove/Death que puede interesar a los seguidores de este estilo.

RANK: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario