Visceral Bleeding - Remnants of Deprivation



VISCERAL BLEEDING. Remnants of Deprivation. Retribute Records. 2002.

La falta de técnica puede ser tan perjudicial para una banda como su exceso, y de este hecho dan fe todas aquellas agrupaciones cuya desmesurada complejidad termina haciendo ininteligible su música. Muy aristotélicamente lo que debería buscarse al respecto es el equilibrio, esto es, que la matemática no arrase la espontaneidad o el instinto, nutrientes no menos importantes del arte, sino que sepa conjugarse adecuadamente con ellos para elaborar experiencias racionales y emotivas a un mismo tiempo. Es una tarea difícil, pero, en ocasiones, se cumple a satisfacción, como en el caso de este disco de los suecos Visceral Bleeding, un debut que, sin lugar a dudas, es la encarnación de ese Death Metal que puede disfrutarse aún, ya sea decostruyendo las estructuras que lo sostienen, o dejándose arrastrar por la corriente de su energía.

Sucede que Remnants of Deprivation (2002) posee composiciones bien complicadas y ejecuciones magistrales, dos aspectos sobre los que descansa su tecnicidad; pero, las digitaciones de la guitarra o el movimiento de la batería, constituyen elementos todavía susceptibles de entenderse y gozarse, y en ello radica su principal virtud. No hay nada repetitivo en el álbum, ni siquiera al interior de una misma canción, y tanto en los momentos caóticos como en aquellos otros de mayor exploración, Visceral Bleeding se muestra dominante, proponiendo riffs excelentes, originales dentro del género (como sucede en "Exposive Surgery" o el tema homónimo del disco), y enseñando a incluir pertinentemente los armónicos, las líneas de los solos, y las pausas tras las cuales debe sobrevenir de nuevo lo desaforado.

La vocal de Dennis Röndum es gruesa, profunda y tiene a su haber dos cosas: la capacidad de mantenerse nítida incluso a velocidades extremas y el poder duplicar su corpulencia para alcanzar los tonos propios del Grind. Además, frente a bandas como Suffocation o Spawn of Possession, sus referentes más cercanos, Visceral Bleeding detenta otras particularidades, como la inclusión de un humor negro (latente, por ejemplo, en las voces de "Spreader of Disease (Burn the Witch)", o los arpegios baqueros de "To Disgrace Condemned"), y el efectivo encuadre de sus líricas, perfectamente definidas bajo el título del disco, pues lo que se halla desperdigado sobre él son las más diversas clases de depravación: violaciones, torturas, cirugías clandestinas, aberraciones post-mortem, etcétera.

El sello inglés Retribute Records fue el encargado de prensar Remnants of Depravation cuando corría el año 2002; en la fotografía se muestra precisamente esa edición, de la cual debe destacarse la calidad de su papel y el diseño que, sin renunciar al enfoque Gore, presenta una visión un poco más futurista. Se incluyen en el cuadernillo las letras de las canciones, fotos de la banda y los datos de la grabación. Existen, además de ésta, otras dos versiones del álbum: una lanzada en 2005 por la Willowtip Records de Estados Unidos, y otra prensada ese mismo año en Holanda por Neurotic Records bajo el título Remnants Revived, la cual contiene 3 bonus tracks de audio (entre ellos un cover de Cannibal Corpse y otro de Dismember) y 4 video-clips, la mayoría de ellos no pertenecientes a material lanzado en este álbum.

RANK: 8.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario