Valefar - Abominate the Temple of Misery


VALEFAR. Abominate the Temple of Misery. Iron Goat Commando. 2011.

Si bien los orígenes de Valefar son recientes, la banda se ha consolidado con prontitud y, en tan sólo 6 años de carrera, ha lanzado ya numerosas producciones, entre álbumes, demos, eps y splits. Su fórmula, alejada con decisión de los vanguardismos, evoca, por el contrario, el sentido primitivo del Black Metal, tanto en la música (sencilla, rápida y oscura), como en su concepto (mezcla de anti-religiosidad y satanismo). Por ello, aunque cualquiera pudiese escucharla, se trata de una propuesta especialmente dirigida a quienes desean encontrar dentro de la escena contemporánea, extensiones del sonido que hizo popular a este género durante los noventas y, en el caso particular de Valefar, el que llega a emparentar a agrupaciones como Urgehal, Beherit, Thy Infernal o Impaled Nazarene.

El primer disco de la banda, Abominate the Temple of Misery (2011) manifiesta claramente esta cualidad, subrayando a lo largo de sus 20 minutos aquellos recursos que antes hemos mencionado: en primer lugar, la extrema velocidad, evidente no sólo en el martilleo frenético del redoblante, sino también en el ataque de las guitarras; asimismo, la sencillez compositiva, reacia a incorporar elementos técnicos o de mayor exigencia; y, por último, la oscuridad, que viene tanto de la vocalización de Zagan (de confección sombría y ritualística), como de la instrumentación que, en conjunto, lleva a quien la escucha a extraviarse en pasajes poblados por la frialdad y la maledicencia, erigidos -como el título del disco ya lo expresa- a modo de imprecación frente a los corderos de la iglesia.

Las letras de Valefar, en este sentido, son directas y niegan destructivamente el cristianismo, ya sea manifestándose en contra de sus dogmas (como ocurre en "Proclamación de Odio y Blasfemia" y "Behold the Falling Church"), o exaltando la naturaleza negra del satanismo (tipo "La Ira del Chivato" y "Demonic Rites"). En ambos casos, la apuesta del disco resulta tajante y prescinde de largos desarrollos, para concentrarse, más bien, en enunciados heréticos acompañados de una estética macabra y pestilente. Así, al igual que sucede en el plano musical, la poca habilidad que tiene Valefar creando líricas, se compensa con la franqueza que tiene su desarrollo y la supervivencia en ellas del espíritu que décadas atrás marcó la pauta ideológica del Black Metal más radical.

Abominate the Temple of Misery fue grabado en Chile entre diciembre de 2010 y abril de 2011, y fue lanzado por el sello colombiano Iron Goat Commando en una edición limitada a 300 copias (no numeradas). El diseño del álbum se realizó en blanco y negro, y fue dirigido por la banda, Elías Tormentor y Jorge Dangl. El cuadernillo contiene las letras de las canciones, se ilustra con iconografía satanista, y presenta alguna información interesante. Actualmente, el disco todavía puede encontrarse en varios sellos distribuidores y, junto a él, también otros títulos de la banda, entre ellos, su SPLIT con la agrupación chilena Aural, y el álbum de 2014, Requiem for the Bastard, prensado por el sello Tyrannus Records.

RANK: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario