Refugium Pecatorum - The Condemned Art


REFUGIUM PECATORUM. The Condemned Art. Self-produced. 1997.

Costa Stoios (editor de Tales of the Macabre y propietario de Iron Pegasus Records) afirmó en una entrevista de 1999 que la buena música siempre existe en el underground y que, en consecuencia, quien la busca, sólo requiere de un poco de paciencia mientras la encuentra. Se trata de un principio incuestionable para coleccionistas, pues de remitirse únicamente a los nombres ensalzados, se condenarían a una limitación de perspectivas. Esto quiere decir que el Metal subterráneo es un movimiento que posee muchos títulos memorables, y que estos pueden ampliar y enriquecer el trabajo de las bandas de la mainstream, pero también erigir su camino propio. Desde esta óptica, la diferencia entre una y otra escena es, simplemente, que la underground proyecta un sentido ajeno a los intereses comerciales y esnobistas.

Pues bien, esta discusión está en la base de Refugium Pecatorum, una agrupación brasilera que, si bien podría sorprender y agradar a muchos, en realidad es conocida por muy pocos. La banda captura el espíritu del primer Doom Metal (Saint Vitus, Candlemass, Cathedral) y lo proyecta desde una mirada caracterizada por la inclusión de elementos clásicos -piano y violín concretamente-, los cuales le otorgan un aire armonioso y lúgubre. En The Condemned Art (1997) -su primer EP- se manifiesta, así, una música, de alguna manera, inspirada en nombres conocidos, pero cargada de búsquedas y horizontes propios: son 6 temas en total, 3 de ellos instrumentales, y en cada uno encontramos la lentitud típica del Doom sumada a recursos de tendencia más barroca que bien hacen honor a la alusión que hay en su título del arte.

The Condemned Art ejerce una fuerza mustia y gris sobre quien lo escucha, sus atmósferas son trágicas y sólo por momentos descuelgan en ritmos más enérgicos. El violín que desde el fondo acompaña cada nota, las líneas de piano, esa voz de textura mixta entre lo desgarrado y lo limpio, los efectos de guitarra, los excelentes solos que acompañan las canciones, etcétera, todo esto, da a Refugium Pecatorum su marca de originalidad, incluso frente a proyectos como los de Paul Chain Violet Theatre, con los que comparte cierta semejanza de ambientación. Las letras, por su parte, se enlazan perfectamente con la música, toda vez que tienen atributos poéticos que vinculan la existencia del hombre y la metafísica: "I always felt / the hands of death on my body / creating for me / only a solution / of a flight without return".

Refugium Pecatorum existió entre 1995 y 2002 aproximadamente, y las 3 producciones que grabó durante este tiempo fueron lanzadas de forma independiente. The Condemned Art es, sin embargo, en el conjunto de esos títulos, el de mejor presentación: el EP contiene un cuadernillo de 8 páginas con las letras de las canciones, agradecimientos, fotografías y detalles artísticos decorativos. La portada corresponde a una reproducción de "Las Bañistas" de Renoir, y la contraportada a un boceto de Da Vinci. Esta es la única versión que existe del EP y, hoy por hoy, resulta difícil conseguirlo ya que, como sucedió con sus otras dos Demos -Ancient Days (2000) y Transcendence (2001), tuvo un prensaje bastante limitado. Una pieza exclusiva del underground brasilero.

RANK: 8.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario