Kabak - Descomposición Cerebral


KABAK. Descomposición Cerebral. American Line Productions. 1998.

Esta es la banda más extrema que ha dado el Grind salvadoreño, y también una de las más originales de Latinoamérica dentro de este género en el que fácilmente se cae en los clichés y las repeticiones. Kabak es algo así como un modelo que demuestra que puede llegarse a un sonido personal cuando el trabajo se dispone con empeño y franqueza, sin dejar asuntos al azar, y sorteando los problemas de dinero y equipos que siempre acosan en esta parte del mundo. Por esta razón, no importa que la banda no exista ya: sus dos TAPES -Thirty Weeks of Putrafaction (1995) y Mala Praxis (1999)-, amén de sus dos discos -Descomposición Cerebral (1998) y Crónicas del Quirófano (2001)- dan fe de una banda honesta, que imprimía a su música una brutalidad sin parangones, de un tinte que, si se nos permitiese hablar así, llamaríamos con orgullo, "latinoamericana".

Kabak es una agrupación de Grind, sí, y adeuda mucho a las bandas pioneras de este estilo: a Carcass, por ejemplo, o a Mortician; sin embargo, destila un hálito particular por varios factores, en primer lugar, porque sus riffs escapan del prototipo, desarrollando líneas menos predecibles (como sucede al inicio de "Supuración"); segundo, porque el bajo tiene una fuerza rítmica explosiva, diferente (tipo "Descomposición Cerebral" o "Parásitos Incontrolables de Putrefacción"); tercero, porque sus canciones transitan por una cantidad amplia de velocidades: desde los más densos, casi apagados, hasta aquellos más caóticos y raudos; y, finalmente, porque sus grabaciones, especialmente por lo que concierne a Descomposición Cerebral, tienen una calidad con un matiz muy visceral, directo y primitivo.

Es por ello que las 10 canciones que componen este álbum llegan a sorprender: no son un calco del Grind tradicional, sino que proyectan su propia versión de la brutalidad, enseñando figuras distintas sobre el redoblante, dándole mayor protagonismo al bajo, enriqueciendo la variedad de las guitarras (cuyos punteos son realmente disonantes), y sumándole al conjunto la sucia voz de Rodrigo Fatality (similar a la de un "cerdo brutal", leí en una reseña hace algunos años). Por lo demás, lo que Kabak presenta en Descomposición Cerebral a nivel lírico es, como cabe esperar, una dosis grotesca de enfermedad y putrefacción; hay en las letras de la banda toda la purulencia propia del Gore: heridas, sangre, pestes; todo redoblado al ser su concepción en español: "Desechando, arrojando, vomitando / expulsando desperdicios / excrementos fermentados / la cirrosis atacando / hemorragia estomacal / secreción intestinal".

De Descomposición Cerebral existen, a la fecha, 3 versiones; la primera de ellas es la que se muestra en la fotografía, que corresponde a la edición original del disco realizada por American Line Productions; la presentación de la misma es bastante buena, pues incluye las letras de las canciones, tomas de la banda, información técnica, agradecimientos, etcétera. También existe una versión en TAPE lanzada por el sello de Indonesia Dark Angel Records, de escasa circulación y; por último una re-edición hecha por Coyote Records de Rusia en 2005 para distribución exclusiva allí y en los países bálticos. Como se mencionó antes, Kabak se desintegró alrededor de 2001, fecha en la que Rodrigo se trasladó a Finlandia y el bajista Julio fue asesinado en medio de una riña (R.I.P.).

RANK: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario