Inquisition - Invoking the Majestic Throne of Satan



INQUISITION. Invoking the Majestic Throne of Satan. Sylphorium Records. 2002.

Después de la salida de su disco Into the Infernal Regions of the Ancient Cult (1998), Inquisition tuvo frente a sí un gran desafío: aquel álbum que pronto se había conocido en los círculos del Black Metal subterráneo, asociándose con una propuesta única y oscura, exigía de la banda un segundo trabajo al menos a la misma altura del primero. Y fueron cuatro años los que tardaron Dagon e Incubus en presentar al mundo Invoking the Majestic Throne of Satan (2002), una obra aplastante y maligna en la que supieron condensar elementos que previamente habían usado con otros fruto de su experiencia y definición musical. Es así que este disco resulta una continuación natural del anterior, pero aporta también ciertas novedades en la medida en que aquí el horizonte de Inquisition es más amplio a nivel de composición y atmósfera.

Invoking the Majestic Throne of Satan está compuesto por 9 canciones en las que se evidencia un estilo único: la transición de velocidades frenéticas a pasajes ultra-lentos, riffs tejidos con hilos maléficos e hipnóticos, una batería que no desentona en una sola nota, y la particular vocalización de Dagon que envuelve de modo ritualístico. Cada tema tiene la marca registrada de Inquisition, ese sonido frío que se alimenta apenas de una guitarra y una batería pero que es capaz de cubrirlo todo con su fuerza y estridencia. "For Lucifer My Blood" o "Imperial Hymn for Our Master Satan" son canciones que mantienen el enfoque del primer disco porque en ellas es evidente el mismo tipo de riffs y cambios de tiempo; pero también hay tracks de confección más lenta, como el que da título al álbum y "Ritual of Human Sacrifice for Lord Baal".

Ahora bien, los puntos más innovadores del disco se hallan en canciones como "Hail the King of All Humans", de inicio semejante a Judas Iscariot, con excelentes quiebres de guitarra y una especie de solo melódico; "The Realm of Shadow Shall Forever Reign", que presenta también otra interesante muestra de punteo o; "Enshrouded by Cryptic Temples of the Cult", cuyas líneas iniciales poseen una confección muy propia. Por su parte, las letras del disco conservan al 100% la dirección que les trazara Dagon desde la época del MCD Incense of Rest (1996), es decir, el satanismo en su forma más pura; cada verso presente en Invoking the Majestic Throne of Satan exalta, clama o ratifica alguna figura del mal (Lucifer, Abadón, Satanás), lo que le da a la música un carácter apologético y maligno.

La edición original del disco fue prensada en 2002 por el sello War Hammer Records, el cual se encargó de distribuirlo masivamente por Europa y Norteamérica. Ese mismo año apareció una versión licenciada para Colombia que estuvo a cargo de Sylphorium Records, un par de versiones en LP realizadas por Iron Pegasus Records, y la edición en TAPE de In Coffin Productions. En la fotografía se aprecia el disco prensado por Sylphorium Records, la presentación de este es muy buena, tiene un cuadernillo de 12 páginas con las letras de las canciones y tomas de la banda; su diseño es totalmente en blanco y negro y reproduce las imágenes satánicas que son tan usuales en las producciones de Inquisition.

RANK: 9.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario