Fangorn - Non-Rhapsodian


FANGORN. Non-Rhapsodian. G.U.C. Records. 1997.

El origen de Fangorn se remonta a 1994, año en el que la bajista Silke Beyer decidió junto a algunos amigos suyos formar una banda de Metal que armonizará distintos estilos musicales. La idea fue tomando fuerza a pesar de los continuos cambios de alineación, y es así como en 1996 el grupo presenta su primera Demo titulada Raindancer, de la cual se editaron 500 copias. Un año después, el entonces sexteto de Dresde (Alemania) presentó su álbum debut Non-Rhapsodian, una pieza de 11 canciones que armoniza la estructura musical del Power con elementos provenientes del Death y el Black Metal. Se trata de una mixtura muy bien elaborada que puede generar interés especialmente en aquellos que buscan bandas que no transiten por las rutas tradicionales de los géneros.

Non-Rhapsodian es un disco que de entrada sorprende por la calidad de su producción; todos los instrumentos se escuchan en él perfectamente, siendo su ejecución profesional y limpia. Al respecto, se destaca el trabajo de Rico Meerheim y Carmen Shäfer en las guitarras: ambos son especialistas en el trabajo con el trémolo, los armónicos, el palm-mute y el ataque de las cuerdas; de tal suerte, los riffs y solos, sin llegar a ser progresivos, tienen un mérito técnico que encuadra con el respaldo de la batería y el bajo. La vocalización es quizá el factor que más identidad provee a Fangorn, primero, por el acento alemán que prevalece en las canciones, aun en las compuestas en inglés y, segundo, porque además de los growls de André Riese (típicos del Death Metal), se incluye la voz femenina de Grit Vahlpahl (operática, si bien indescriptible) y algunos gritos de la propia Carmen Shäfer.

Ciertos temas de Fangorn hacen pensar en el sonido que para esa misma época trabajaba en Suecia la banda Brimstone, esto es, la melodía del Power Metal combinada con toques más fuertes; canciones como "Palästinalied" y "Suffer the Scornfull, Die" permiten ejemplificar esta comparación. Sin embargo, Fangorn presenta una música más gruesa y una orientación temática diferente; la mayoría de las letras fueron compuestas por Silke y están centradas en problemas sociales: el poder de unos pocos frente a la obediencia de las multitudes, los dilemas humanos propios del conocimiento y la existencia, la persecución, los miedos, etcétera. En "Sorrow is Knowledge" se escucha: "A closed culture will copy itself / sorrow is knowledge / but mindly creativity can't be / educated in a self-destructing society".

La disquera alemana G.U.C. Records fue la encargada del prensaje de Non-Rhapsodian; de alguna manera, el sello era amigo de la banda, puesto que André y Silke escribían artículos para el fanzine que manejaba la misma G.U.C. a mediados de los noventa. El disco constituyó el primer lanzamiento de la disquera, que luego lanzó otros títulos de bandas como Polymorph, Uppercut y Deny the Urge. La presentación del álbum es excelente, incluye las letras de las canciones, agradecimientos y demás; el arte, impreso en blanco y negro, está basado en fotografías arquitectónicas (portales, torres, arcos). Fangorn editó después de Non-Rhapsodian otros dos discos (Pentatonische Furien y Fangorn), pero no se conocen producciones del grupo después de 2001.

RANK: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario