Death Dies - Product of Hate


DEATH DIES. Product of Hate. Blood Tears of Death Records. 2003.

Los tres músicos encargados de darle forma a Death Dies pertenecieron a la banda de culto Evol, dos de ellos (T-Rex y Demian de Saba) desde 1998 -la época del EP Ancient Abbey- y, uno más (Lord of Sorrow), desde la fundación del grupo en 1993. La aclaración es pertinente para resaltar que, aunque Death Dies practica Black/Thrash Metal, es decir, está muy lejos del sonido de Evol, cuenta en sus filas con personajes de mucha experiencia, y eso es garantía de profesionalismo. Además, no se trata de un proyecto alterno o de menor importancia, sino de una banda que se abrió camino apelando, sí, un poco, a la reputación de Evol, pero también gracias a su propuesta, la cual tuvo desde sus gestación visos de originalidad.

Product of Hate constituye el segundo álbum en la carrera de Death Dies, y vino sólo un año después del lanzamiento de su debut The Sound of Demons (2002). Lo que ofrecen aquí los italianos es, se dijo, una mixtura de Black y Thrash Metal. En términos generales, su música es de ejecución rápida; con riffs de guitarra memorables, llenos de agresividad y energía; una voz predominantemente  desgarrada que, por su timbre, de a momentos recuerda la de Legion al frente de Marduk; y un trabajo de batería inmejorable, siempre mostrándose veloz, prolijo e, incluso, progresivo. Un disco que refleja consistencia y que es capaz de sorprender a quienes desean conocer bandas tipo Desaster o Aura Noir, esto es, que tengan una base rítmica thrashera y una vocalización oscura y fría.

Son en total 12 temas los que componen Product of Hate y, desde el primero hasta el último, Death Dies se encarga de mantener el acelerador a fondo. Pero así como sucede a nivel musical, en el plano temático tampoco hay tregua: con semejante título, ya puede intuirse que las canciones de la banda manifiestan un abierto odio hacia el cristianismo, a veces motivado por su fe ciega en dios, como sucede en "Sundown"; y en otras ocasiones debido a la esclavitud con que esta doctrina somete la mente de los hombres, tipo "Day of Doom". Con todo, la agrupación también tiene algunas líneas más apocalípticas, en las que se exalta una posible venganza del instinto natural ("Unholy Revenge"), o una guerra entre las fuerzas espirituales ("Faust 2000").

En el año 2002 Death Dies firmó un contrato con la Blood Tears of Death Records para el lanzamiento de su primer disco; ese mismo sello fue el encargado de editar este Product of Hate en 2003, con un prensaje limitado a 1000 copias, las primeras 100 con slipcase. La presentación del álbum es muy cuidada: desde el arte de la portada (un detalle de Las Tentaciones de San Antonio, de Hyeronimus Bosch) hasta el diseño del cuadernillo que incluye las letras de las canciones y fotografías de la banda, todo sobre papel grueso brillante. A la fecha no se conocen reediciones del disco, aunque la disquera italiana sigue activa, como lo comprueba la realización de un par de producciones este mismo año.

RANK: 8.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario