Covenant - Nexus Polaris


COVENANT. Nexus Polaris. Nuclear Blast Records. 1998.

Covenant constituye uno de los referentes más importantes para rastrear la evolución que parte del Black Metal noruego experimentó desde mediados de los noventas, y que tuvo como principal objetivo la consecución de un sonido que se alejara de la crudeza y minimalismo que caracterizó a las primeras bandas de ese país. En este sentido, agrupaciones como Old Man's Child, Dimmu Borgir, Susperia, Mactätus y, por supuesto, Covenant, hicieron una apuesta que, aunque en un principio no fue bien recibida por todos los fanáticos, a la postre ha sido definitiva a la hora de dar una identidad más precisa al metal hecho en Noruega.

De este modo, lo que contiene Nexus Polaris -segundo álbum de Covenant-, es un Black Metal forjado con base en elementos de avanzada: primero, el uso de teclados en direcciones atmosféricas, sinfónicas y hasta electrónicas, trabajo magistral ejecutado por Sverd (Arcturus); segundo, la impecable ambientación de Sarah Jezebel Deva (Therion, Cradle of Filth), vocalista que da a las canciones un toque gótico, etéreo; tercero; una estructura melódica perfectamente acoplada entre las guitarras y la batería, esta última con un doble bombo que tiene el sello personal de Hellhammer (Mayhem, Arcturus); y, cuarto, las notorias vocales de Nagash (Troll, Carpe Tenebrum) que recorren una gama amplísima de tonalidades.

La música de Covenant no se destaca por su velocidad: también en este aspecto se aleja de la tradicional línea del Black Metal, pues Nexus Polaris presenta 8 canciones con continuos cambios de tiempo, desaceleraciones, fragmentos densos, etcétera. Por lo que corresponde a las letras de la banda, hay un enfoque bastante claro que tiene que ver con lo astral, la ampliación de lo humano en ese plano del universo. Algunos títulos hablan por sí mismos: "Bizarre Cosmic Industries", "Bringer of the Sixth Sun", o "Planetary Black Elements"; una tendencia temática que la banda ha mantenido desde 1999, fecha en la que pasó a llamarse The Kovenant, y a orientar su música hacia una onda más Industrial/Electrónica.

La edición que se muestra en la fotografía corresponde al prensaje original del disco, hecho por el sello alemán Nuclear Blast Records; se trata de una producción 100% profesional, con un cuadernillo de 16 páginas que incluye tomas de la banda, letras y un art-work elaborado en colores azules y morados. El álbum fue grabado en Woodhouse Studios, así que la calidad de la mezcla es inmejorable (por allí mismo han pasado grupos como Alastis, Kreator, Rotting Christ Tristania, por citar algunos). Nexus Polaris fue editado también en 1998 por Wizard Records, Spinefarm Records y Metal Mind Productions, en Bulgaria, Finlandia y Polonia, respectivamente. Asimismo, es posible encontrar re-ediciones japonesas, rusas y alemanas un poco más recientes.

RANK: 8.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario