Crowbar - Crowbar


CROWBAR. Crowbar. Pavement Music. 1993.

Tras una carrera de más de 20 años, Crowbar es una especie de leyenda viviente y, sin lugar a dudas,  la banda más importante del Sludge Metal, puesto que su música ha hecho escuela de un modo bien particular: influenciando a numerosas agrupaciones, ninguna de las cuales ha logrado alcanzar el estilo que ella trabaja tan naturalmente. Así, no hay manera de que Crowbar no figure en un lugar destacado cuando se intenta trazar la historia del sonido de New Orleans, bien sea dentro del citado Sludge Metal, género del que no podría desligarse, o bien, dentro de alguno de los muchos caminos paralelos, como el Southern Metal, el Stoner Rock e, incluso, el Doom Metal.

En 1993, la banda, joven todavía, ya contaba con su álbum debut Obedience Thru Suffering, un contrato con Pavement Music, y cierto reconocimiento local. Sin embargo, al editar este segundo trabajo, autotitulado Crowbar, el éxito fue monumental: se renovó el contrato con la Pavement, Phil Anselmo se convirtió en su productor de cabecera, varios video-clips empezaron a rotarse en canales especializados, y las giras se multiplicaron. Y la situación no resulta sorprendente, toda vez que el disco presenta 10 canciones absolutamente originales: pesadas, lentas, cargadas con la densidad que sólo puede darles una distorsión ultra baja y la emotiva voz de Kirk Windstein (quien a través de los años sólo ha venido perfeccionando los tonos que ya lograba en esta época).

Este es un disco para quienes gustan de los riffs largos y firmes como las rocas, para los que aprecian las melodías graves que se van tejiendo morosamente, en ausencia de cualquier virtuosismo que no sea el de llevar al máximo la concentración de la pesadez. Todo está puesto aquí en el sitio correcto: la potencia de las guitarras, el golpeteo del bajo, la pausada ejecución de la batería, y las vocales de Windstein que nos enteran de un atribulado horizonte: la soledad y el vacío, en la conocida "All I Had (I Gave)"; el dolor y las frustraciones, en "Self-Inflicted"; el escepticismo y la agonía, en "Existence is Punishment"; o la pérdida del control, en la canción de cierre "I Have Failed".

Como se dijo antes, Crowbar fue lanzado en 1993 alternativamente en Alemania y Estados Unidos por la Pavement Music. La portada del disco fue creada por Mitch Nawara -productor del primer trabajo de la banda-, y es la parte más notoria de la presentación, pues el resto del cuadernillo mantiene un diseño sobrio. En 1995, la misma Pavement re-editó el álbum, cosa que ya había hecho para ese entonces la Crash Music en Estados Unidos, y también vendría a hacerlo en el 2000 la Spitfire Records (con un nuevo art-cover), y en el 2008 la Metal Mind Productions de Polonia (en una versión limitada a 2000 copias, con sonido remasterizado, y con la misma portada de la primera edición del disco).

RANK: 9.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario