Betrayer - My Twisted Symphony


BETRAYER. My Twisted Symphony. Raven Music. 1998.

Betrayer es una banda que no llegó a trascender realmente la escena de su país; sin embargo, sería equivocado afirmar que, por esta razón, se deba desatenderla. Por el contrario, al revisar su historia nos damos cuenta de que existen muchos motivos para escucharla: primero, su guitarrista Tal Behar tocó durante algún tiempo en la reconocida agrupación Orphaned Land, lo cual garantiza un alto nivel; segundo, a lo largo de su vida, compartió escenario con grupos como At the Gates o Rotting Christ y; tercero, su trabajo desde 1992 hasta 2001 (fecha en la que sus integrantes tomaron la decisión de separarse) se enfocó siempre en la búsqueda de un sonido muy personal: un Death/Groove con notorias influencias del Metal melódico y progresivo.

Este EP titulado My Twisted Symphony constituye el punto final de su carrera, un material que vino después de haber editado tres TAPES a lo largo de los noventas; y en él puso Betrayer 5 canciones producidas ejemplarmente, llenas de riffs enérgicos de ejecución técnica y lograda. En términos generales, el ritmo de las canciones es medio, un aspecto que seguramente no gustará mucho a los fanáticos de la velocidad, pero que, en cambio, agradará a quienes deseen escuchar una buena muestra de palm mute, armónicos, juegos de platillos, líneas bajas y ciertas melodías de teclado (la mayoría de ellas futuristas, como en "Battles Within" o "Garden of Memories").

Con relación a las letras, debe destacarse la consistencia, su profundidad. Betrayer explora en ellas un ámbito existencial: en "On the Wings of Time", por ejemplo, se resalta la manera como vamos perdiendo con el paso del tiempo, la oportunidad de reflexionar sobre nuestros sentimientos; por su parte, en la segunda estrofa de "Rock Solid" se encuentran unos versos casi proverbiales: "Chaos is a part of the order that rules... order is a part of the chaos that consumes"; y, en fin, en las otras canciones del EP, a excepción de "Dead End" (que es instrumental), se insiste en mostrar los vacíos de la mente, los sinsentidos, cayendo en una visión algo pesimista y dolorosa.

My Twisted Simphony fue grabado en Tel Aviv en 1998, y ese mismo año se lanzó a través de la Raven Music, pequeño sello israelí que también ha estado al frente de producciones de Salem y Arallu. El diseño del EP es sencillo, y su booklet tiene apenas 1 hoja (lo usual en este tipo de formato). Hasta la fecha no existen re-ediciones de este título, el único lanzado por Betrayer en formato CD y, tal vez, uno de los más queridos por la propia banda, como se infiere de las palabras de Yishai Swearts (vocalista de la banda) quien declaró en una entrevista algunos años después de extinguirse la banda: "our debut CD My Twisted Symphony, success was never the thing for us as none of us lived from music and if I wanted to set up a highly successful act then I know that the music will not be what we used to do, but I am satisfied with the good things we made and I've learned from the bad things we made".

RANK: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario