Lividity - ...'Til Only the Sick Remain


LIVIDITY. 'Til Only the Sick Remain. Epitomite Productions. 2008 (2002).

Este fue el segundo disco hecho por Lividity y un ejemplo contundente de que, incluso, sin llegar a ofrecer una sola cuota de originalidad, puede presentarse una obra admirable. 'Til Only the Sick Remain (2002) ciertamente recorre los consabidos derroteros del Grind, es decir, el doble bombo permanente, la extrema guturalidad, la distorsión y los pasajes frenéticos; pero, a pesar de ello, todo se encuentra tan bien dispuesto que el no estar frente a algo nuevo deja de ser significativo y el álbum en sí mismo empieza a perfilarse como una pieza que puede disfrutarse muchísimo. Dada esta concesión, hasta llega a resultar admirable la armonía que se consigue de los elementos que convergen en la música y el modo como sobre ella se exponen unas letras que, como bien se anuncia en el título, también son características del Grind.

'Til Only the Sick Remain expone a lo largo de 30 minutos una música potente y pesada, que no se ancla en la velocidad excesiva, sino que elabora también pasajes lentos de gran densidad. Las guitarras conocen muy bien los matices de su estilo y su mérito consiste en elaborar líneas memorables a pesar de sus limitaciones (prueba de lo cual es que el único solo del álbum sea hecho por un invitado). La batería, por su parte, cumple con el acompañamiento y siempre se muestra a ritmo con la marcha del conjunto, lo cual es positivo en la medida en que Lividity transita durante la reducida duración de la mayoría de sus canciones por diferentes velocidades. El bajo, finalmente, solo logra destacar en fragmentos determinados, pero no se trata de una ausencia que pudiese echar al traste la unidad.

En lo que concierne al trabajo vocal, Lividity se apropia de una gutural casi ininteligible hecha por el front-man Dave Kibler y los rasgados de Matt Bishop; ambos estilos se cruzan sin abusos de ninguna parte, despachando las líricas con energía y contundencia. No podría ser de otra manera, a sabiendas de que las letras, inmersas totalmente en el gore, requieren de esta violencia particular. Con enfermiza frecuencia se repiten las palabras "cunt", "dick", "scum" o cualquiera de sus variaciones, en medio de unas letras que desprenden del deseo sexual toda una serie de filias y aberraciones; así, en cada tema de Lividity se asiste a una violación, a un asesinato, o a actos necrofílicos o de tortura. Las pequeñas grabaciones que anteceden buena parte de los temas -tomadas de películas porno, al parecer- anuncian con justicia el asunto a tratar, y también su enfoque que nunca deja de ser humorístico.

'Til Only the Sick Remain fue grabado entre el 8 y el 15 de marzo de 2002 en los Mercenary Digital Studios de Illinois, y fue lanzado ese mismo año por el sello de culto Morbid Records. La versión que se muestra en la fotografía corresponde, sin embargo, a la reedición que lanzó en el año 2008 Epitomite Productions. Esta edición conserva la portada original del disco -macabra en todo sentido-, y presenta un cuadernillo de 12 páginas que contiene las letras de las canciones, los agradecimientos y la dedicatoria -a ciertos amigos de la banda-, todo ello en medio de un diseño sangriento que parece recordar que estamos en la mente o las entrañas de un psicópata. Resta recordar que participaron aquí, como guitarristas y vocales invitados, músicos de bandas importantes como Numskull, Broken Hope y Putrid Pile.

RANK: 8.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario