Beyond North - The Dark Is My Father


BEYOND NORTH. The Dark Is My Father. Imperator Music. 1995.

La impresión que se tiene durante los primeros minutos de The Dark Is My Father (1995) es la de estar frente a uno de los álbumes que corresponden a la segunda época de Bathory (por ejemplo, al Hammerheart o el Twilight of the Gods); sin embargo, esta sensación desaparece progresivamente hasta revelar el verdadero carácter de Beyond North, proyecto que armoniza por lo menos tres vertientes musicales: por un lado, aquella de urdimbre vikinga que ya hemos indicado, por otro, una línea más tradicional y rápida del Black Metal y, finalmente, esa tendencia -ya en sí misma ecléctica- que desde mediados de los noventas encarnaron bandas como Alastis o Black Crucifixion al enlazar la oscuridad del Black Metal con la lentitud y melodía del Doom.

Estas tres perspectivas se sintetizan con una fortuna destacable, teniendo en cuenta que detrás del álbum sólo se encuentra la mente de un músico, Michael Pelkowsky, quien, a pesar de desempeñarse generalmente como baterista (Pavor, Darkened Nocturn Slaughtercult), posee la versatilidad suficiente en los teclados, guitarra y voz como para acoplarse a las distintas exigencias compositivas de aquellos estilos. Así, en temas como "Blow Into the Horns of North" o "Beyond North", sostiene ritmos acelerados y estructuras cortas, mientras que en otros tipo "Inferno" y el homónimo "The Dark Is My Father" trabaja también pasajes lentos y cadenciosos que se acoplan adecuadamente con la epicidad que irradia siempre el disco, merced a sus letras, voces y clase de riffeos.

Es importante para Beyond North el tratamiento de la atmósfera, y a tal fin dispone varios elementos que hacen más vigorosa su música como la implementación permanente de fragmentos acústicos y el uso de percusiones ritualísticas distintas a la batería. Asimismo, el álbum ofrece un particular dinamismo en su vocalización, puesto que Pelkowsky proyecta una variedad importante de registros rasgados (algunos realmente caóticos) y también tonos sostenidos a la usanza del Viking. Las letras, por último, al menos por lo que podría inferirse a partir de los títulos de las canciones, se hallan en plena consonancia con el apartado musical, y apelan paralelamente tanto a una recuperación de la herencia tradicional europea, como a la exaltación del lado oscuro de la naturaleza.

El sello alemán Imperator Music se encargó del prensaje de este álbum en 1995, y así lo hizo también dos años después con el segundo álbum de Beyond North, Spectaculum. Al tratarse de una disquera pequeña, el diseño del cuadernillo que acompaña el CD resultó asutero y no aparecen en él, ni las letras de las canciones, ni el desarrollo profundo de algún concepto estético. Apenas se incluyeron allí los agradecimientos, una fotografía de Pelkowsky y los datos de la grabación, realizada durante la primavera y el verano de 1994. No existen reediciones de este título a la fecha, y tanto el proyecto como la disquera se encuentra suspendidas del todo, pues desde 1997 no presenta ninguna de ellas alguna nueva producción.
RANK: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario