Denial of God - Death and the Beyond


DENIAL OF GOD. Death and the Beyond. Hells Headbangers Records. 2012.

Cuando no existe la premura de editar un disco cada año para responder a la demanda comercial y esnobista, sino que se asumen el tiempo y los recursos necesarios para proyectar lentamente un álbum que alcance algún viso real de originalidad, puede darse un resultado como este: Death and the Beyond (2012), pieza impresionante con la que Denial of God se consolida en las posiciones más privilegiadas de la escena. No hay aquí, como sucede con las obras más ilustres, algo que pudiese funcionar mejor, que sobre o deba agregarse; por el contrario, minuto tras minuto no cesan el asombro y la fascinación ante la capacidad creativa de estos daneses, y la manera como su destreza instrumental se mantiene a tono con esas exigencias, a veces extrañas, de su propia inventiva.

Azter, Ustumallagam y Galheim tienen la sensibilidad particular de los artistas y, en consecuencia, pesa más en ellos la creación que cualquier compromiso impostado. Su música mantiene el germen del Black Metal, pero éste se ha enriquecido hasta tal punto con la incorporación melancólica de los teclados y la melodía enigmática y bella de las guitarras, que al escuchar Death and the Beyond se tiene la conciencia de estar un paso más allá, en la vanguardia. Desde la invocación espiritual que sirve de introducción hasta los últimos acordes de la extensa "Pendulum Swings", cada línea rítmica del disco es memorable, y, tanto cuando la banda acelera como cuando se decanta por la lentitud, el tejido de los riffs y la textura general de la armonía conservan el sello distintivo de las grandes creaciones.

Denial of God es fiel al Black Metal de un modo especial: haciéndolo fecundo, nutriéndolo con sonidos que satisfarían también a seguidores de otros géneros, fortaleciendo su distorsión con una cantidad imponente de modulaciones, no temiendo la morosidad ni la inclusión de efectos, secciones ambientales o atmósferas de otro tipo. Además, Death and the Beyond es tan firme en lo musical como en lo lírico: una especie de obsesión con la muerte atraviesa el álbum en todos sus niveles y, así, el sentimiento de la agonía, la proximidad a lo desconocido, los puentes que comunican con el más allá y todos los otros asuntos colindantes son expresados en las letras de modo poético y tenebroso, del modo como escribían los simbolistas: "It all seems like night even though it is day / It has been like this since you passed away..."

La Hells Headbangers Records fue la disquera encargada de editar Death and the Beyond, y su trabajo en todo sentido debe resaltarse. El booklet que acompaña el CD cuenta con un diseño oscuro y simbólico, y su único inconveniente será acaso que el color y tamaño de la letra en ocasiones dificulta la lectura. Por otra parte, a pesar del tiempo que hubo entre su anterior disco -The Horrors of Satan (2006)- y éste, Denial of God logró grabar todo el material en apenas 13 días, de suerte que puede intuirse que durante ese largo espacio la banda se había aclarado ya con suficiencia el modo como deseaba sobrellevar la grabación, la mezcla, etcétera. Finalmente, el cuadernillo contiene una lista de personas muertas a quienes, de alguna manera, está dedicado el álbum.

RANK: 10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario