Slow Agony - Spiritual Euphoria


SLOW AGONY. Spiritual Euphoria. Kamikaze Records. 2002.

La mayoría de las bandas conocidas de Paraguay iniciaron su trabajo a principios de los noventas, así lo hicieron, por ejemplo, Adonay, Funeral, Sabaoth Disincarnated; sin embargo, como buena parte de ellas ya no existe en la actualidad, sus nombres han tomado una connotación casi legendaria, hecho al que contribuye el no poder encontrar su material tan fácilmente. De algún modo, esta es la misma condición de Slow Agony, agrupación formada en 1991 que, tras la realización de 3 demos, 2 discos y 2 SPLITS detuvo sus labores hace aproximadamente 10 años para dar paso a un nuevo proyecto que los miembros de entonces concibieron bajo el nombre The Profane. Esos títulos que quedaron atrás, hoy por hoy deberían despertar el interés de quienes aprecian la escena latinoamericana pues, sin exagerar, puede decirse que son el producto de una de las bandas más importantes del Death Metal de su país.

Spiritual Euphoria (2002) encarna, en el conjunto de aquellos títulos, el más logrado de Slow Agony, no sólo porque, al ser el último, la técnica instrumental alcanza en él su máximo desarrollo, sino porque en todos los otros factores que dan forma a un disco (mezcla, producción, estética) francamente la banda se lució. El álbum lo conforman 12 canciones que, descontando "Slave of Pain" (que tiene una base de piano) y el Outro con teclados "The End", reflejan un Death Metal afincado en los cambios de tiempo, la técnica y la precisión armónica. La base rítmica de Slow Agony sorprende por la variedad de elementos que ofrece, todos ellos de excelente calidad: los solos de bajo, las limpias transiciones entre riffs, los punteos de guitarra cuya rapidez y limpieza son notorias, y la percusión que tanto en aceleraciones como mermas de velocidad siempre se halla ajustada.

Punto aparte es la vocalización de David Arriola, la cual no está orientada en las guturales gruesas, sino en tonos más cercanos al Melo/Death, una cualidad que contrasta bien con la pesadez, técnica y calidad instrumental, de la que podría tenerse una idea pensando en una banda como Iniquity. Ciertos pasajes de Spiritual Euphoria parecen, incluso, progresivos, así sucede en temas como "Dogma-Pervertion" o "The Rebirth of Chaos", y esto es algo que asegura que tras sucesivas aproximaciones, quien escucha el álbum podrá seguir encontrando nuevos e interesantes elementos; las mismas letras arrojan aspectos sugestivos ya que, aunque en ellas se percibe el ataque tradicional a las creencias, Slow Agony aborda el tema proveyéndolo de un tono crítico: "nosotros tenemos una misión en este mundo: no ser conformistas con nuestros propios límites y seguir buscando en lo más recóndito, en lo más oscuro de nuestra alma, la verdad sublime, la euforia espiritual, esa felicidad mínima que sólo el arte puede dar".

Spiritual Euphoria fue lanzado en 2002 a través del sello paraguayo Kamikaze Records en una muy depurada edición: el cuadernillo de 16 páginas contiene las letras de las canciones, numerosas fotos de sesión, agradecimientos y algunas líneas reflexivas escritas por la banda; la calidad de la impresión es alta y, por lo que concierne al diseño, aunque tiene una dirección opaca, todo su horizonte caótico y de enajenación se transmite perfectamente. Esta es la única versión que existe del disco y lo más posible es que no se reedite pronto, si bien desde el año 2012 Slow Agony viene trabajando nuevamente y ha anunciado un nuevo álbum para 2014, del cual puede encontrarse un advance-track en la red. Dato curioso: Ángel Giménez (guitarrista) aparece en los créditos de Spiritual Euphoria como músico de sesión.

RANK: 8.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario