Samael - Passage


SAMAEL. Passage. Century Media Records. 1996.

Los puristas pueden levantar sus voces para defender contra todo la primera época de Samael, pero nada de lo que digan probará jamás que en ella se encuentra el aporte fundamental de esta banda a la historia del Metal. Por el contrario, es sólo a partir de su disco Ceremony of Opposites (1994) -o sea, de su desprendimiento del tronco tradicional del Black Metal-, cuando Samael empieza a desarrollar una propuesta verdaderamente personal, fruto de la exploración de elementos industriales y electrónicos. En Passage (1996) dicha perspectiva de trabajo ya está definida hasta tal punto que constituye una vanguardia: ese sonido que encarnó la trascendencia del género hacia horizontes que nunca antes se habían contemplado, pero que desde entonces fueron cultivados prolijamente por bandas como Alastis, Christ Agony, Covenant, etcétera.

Passage materializa una visión de gran envergadura, porque pretende ampliar la música tanto en el espacio como en el tiempo, es decir, fusionar recursos que aumenten su complejidad y, al mismo tiempo, proveerlos de una naturaleza que los ubique un paso adelante de lo demás. En las 11 canciones que componen el disco, Samael no deja de ser por un instante una banda perfecta: su percusión, dotada de rasgos industriales, jamás se escucha mecanizada; los teclados ofrecen una impresionante variedad de matices (futuristas, ritualísticos, espaciales, bizarros); las guitarras no desaparecen nunca por efecto de la atmósfera, sino que se integran a ella enriqueciéndola con su complejidad; y las voces, ya provengan de susurros o desgarros, encajan perfectamente dentro de la armonía y los ritmos, la mayoría de los cuales se sobrellevan a medio tiempo.

Escuchar el aturdido inicio de "Angel's Decay", los empalmes industriales de "The Ones Who Came Before", o la sublime energía de "Jupiterian Vibe" es sumirse en una especie de rapto, adentrarse por piélagos astrales, oscuros, asumir, por decirlo así, el caos cósmico y la catarsis del sonido que nos unifica con el universo. En Passage lo elevado se palpa en cada nota, y también en cada letra, pues la música tiene un gran correlato conceptual: el lugar del hombre en el orbe, la necesidad de un equilibrio existencial, las equivalencias entre macro y microcosmos, la naturaleza profunda del tiempo. En la citada "Jupiterian Vibe" (que parece sintetizar La Montaña Mágica de Thomas Mann) se escucha: "present is the time including all times / each second is eternity and eternity is now / and now... now is forever".

En la fotografía puede observarse la primera edición de Passage prensada en 1996 por el sello Century Media Records, tanto en Europa como Estados Unidos; la portada del disco, como se ve, está por debajo de su calidad musical, mas, de alguna manera, expresa el carácter universal implícito en el título. El cuadernillo que acompaña el CD tiene las letras de las canciones y un diseño basado en arte conceptual. Existen de este disco muchas otras ediciones, dentro de las cuales destaca la lanzada ese mismo año también por la Centuy Media incluyendo un disco extra con las versiones electrónicas de los temas que hacen parte de Passage, todas ellas ejecutadas por Xytras (baterista y tecladista de Samael); existen también algunas ediciones en TAPE y LP lanzadas en distintos países europeos: Ucrania, Alemania, Grecia y Rusia.

RANK: 10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario