Ouija - Riding into the Funeral Paths


OUIJA. Riding into the Funeral Paths. Repulse Records. 1997.

Conozco dos referentes del Black Metal ibérico: Blazemth y Ouija; y, aunque es verdad que existen muchos otros (Cryfemal, Nazgul, Atman), aquellos dos constituyen, a mi parecer, los pilares del género en España, no sólo por haber destacado en una época particularmente fértil, sino también por desaparecer durante los noventas, hecho que les confirió una especie de culto dentro de la escena. Se trata de una posición más que merecida, pues estas bandas capturaron el sonido del Black Metal más encumbrado y lo proyectaron, no diremos de una forma totalmente personal, pero al menos sí sincera y con ciertos toques identitarios. De Ouija, incluso, podría afirmarse que cierra un capítulo en la historia del Metal español, porque con su disco Riding into the Funeral Paths (1997) establece un punto de ruptura entre la vieja escuela y todos los nuevos nombres e ideas que aparecieron desde entonces.

Lo que plantea Ouija en este álbum es una música cercana a la de las primeras producciones de Naglfar, Mactätus o Lord Belial, esto es, un Black Metal que, sin alejarse de sus raíces más crudas, no teme sondear ciertos matices más melódicos y elaborados. En Riding into the Funeral Paths se halla, así, una influencia nórdica, evidente, por ejemplo, en las combinaciones vocales (desgarradas, altas y susurradas), en la propuesta de riffs desligados de lo minimalista, en la excelente armonía instrumental que rescata hasta las líneas más sutiles del bajo, y en la implementación de los teclados. Pero, no podría deducirse de esto que Ouija sea una copia sin más de las bandas suecas o noruegas de la época, pues, todo lo contrario, los elementos que vinculan a esta banda con el sonido nórdico son trabajados siempre por ella con un enfoque individual.

Las voces, verbigracia, tienen aquí una tonalidad estridente, especialmente atronadora en canciones como la homónima del álbum; las composiciones de guitarra personifican espacios  memorables (como el final de "Umbriedled Transilvanian Passion"); y los teclados se mantienen en un segundo plano, ambientando de manera oscura todo lo demás. Cautiva de Ouija su manera increíble de mantener siempre un ritmo vertiginoso, rápido y, sin embargo, incluir en él una cantidad importante de variaciones melódicas, cambios de dirección, etcétera; prácticamente no hay merma en la velocidad del disco, pero sí pueden hallarse en él muchísimas rutas de trabajo. Con relación a las letras, estas se encuentran enfocadas en un satanismo más bien sobrio, algunas temáticas del vampirismo y la muerte; todas tienen una extensión media, y Midgard (el vocalista) las despacha silábicamente, un poco al estilo que manejó Ancient en su clásico The Cainian Chronicle.

Riding into the Funeral Paths fue prensado por una de las disqueras españolas más importantes de los noventas, la Repulse Records (actualmente Xtreem Music). En el catálogo que para entonces tenía este sello, Ouija figura prácticamente como la única banda de Black Metal firmada de su país; mas, no por ello recibieron un trato peyorativo, prueba de lo cual se halla en lo profesional y cuidada que es la edición de este disco (a la fecha la única existente). El cuadernillo contiene 12 páginas enumeradas, e incluye las letras de las canciones, agradecimientos, fotografías y dedicatorias; el arte interior está constituido por reproducciones de la portada, creada por Joe Petagno (Krisiun, Angel Corpse, Incantation, Marduk, Motörhead y cientos de bandas más), y la calidad de la impresión es pulcra 100%: las letras doradas contrastan artísticamente con el fondo azul del booklet. Recientemente Ouija se ha reunido y lanzado un nuevo disco al mercado.

RANK: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario