Necrópolis - Incertidumbre


NECRÓPOLIS. Incertidumbre. Independiente. 1999.

Existen dos agrupaciones argentinas llamadas Necrópolis: la primera, se formó en Paraná en el 2004, la segunda, es originaria de Córdoba y su historia se remonta a 1995, fecha en la que inició su trabajo musical, enfocado dentro del Death Metal. A esta última banda pertenece Incertidumbre, un disco que fue lanzado de manera independiente en 1999, y cuyo sonido, sin dejar de estar emparentado con el de muchos otros grupos, presenta ciertos rasgos distintivos, tal vez porque propone una mezcla fresca entre elementos característicos del Death y el Groove Metal. No sé hasta qué punto dicha combinación se modifique en su álbum There Is a Place (2008), pero lo más posible es que en él las canciones tengan un matiz más técnico, pues usualmente se encuentran reseñas en las que se asocia a Necrópolis con este estilo de ejecución.

Incertidumbre está compuesto por 8 canciones propias (una de ellas instrumental) y un cover de "Empty Words", original de Death. El disco inicia con "Sueños Frágiles", tema que recuerda la primerísima época de Sepultura con su sonido seco y crudo; sin embargo, la canción siguiente ("El Paso") y todas las que vienen después borran esa impresión, pues su estructura va adquiriendo una orientación más melódica, al tiempo que las guturales gruesas del inicio se empiezan a combinar con gritos más Groovy, voces limpias e, incluso, desgarros (como los que aparecen en "Empty Words"). Hay aspectos que son continuos a lo largo del álbum, por ejemplo, la alta presencia del bajo, los riffs rebosantes de palm-mute, o la velocidad media de las composiciones; pero hay también pequeños arreglos dispersos que confieren a las canciones sus diferencias.

En el tema homónimo del disco, se agregan varios efectos interesantes; por su parte, en la apertura de "Deceso Inmortal" se incluye un canto gregoriano; y en "Guerra (2 de Abril de 1982)", aparecen atmósferas bélicas. Estos aportes extra-instrumentales, más las variaciones vocales de cada canción, sus riffs y solos, hacen de cada tema, como digo, algo diferente. En el fondo, Necrópolis no llega a sorprender, pero, por lo menos, tampoco aburre o cansa. En cuanto a las letras, hay un exploración clara sobre la muerte: la banda observa este hecho desde el punto de vista de su contingencia (¿qué otra cosa es la incertidumbre?), de su relación con la guerra, su carácter fatal e inevitable, etcétera: "no tienes que exterminar un trance / quizás esta noche corra sangre / por una pesadilla de tu inconsciencia / quizá sea todo una mentira".

Como mencioné antes, Incertidumbre fue prensado de manera independiente por Necrópolis en 1999 en una edición limitada (si no me equivoco) a 300 copias. No debe pensarse por ello que el CD carezca de profesionalismo, el cuadernillo que lo acompaña está perfectamente impreso sobre papel de calidad y contiene las letras de las canciones, los agradecimientos del grupo y fotografías a color. La portada no resulta especialmente atrayente y, en realidad, debe admitirse que las imágenes se ven en exceso superpuestas, pero el contraste entre el brillo de una revelación, las cruces simbolizando la muerte y la presencia humana lleva bastante profundidad implícita. Por último, debe recordarse que en la grabación de las canciones intervinieron dos bateristas: Lucas Martínez, retirado de la banda después de grabar 6 canciones en 1997, y Juan Bustos, miembro desde entonces de Necrópolis.

RANK: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario