Abazagorath - Tenebrarum Cadent Exsurgemus



ABAZAGORATH. Tenebrarum Cadent Exsurgemus. Hell Attacks Productions. 2005 (1997).

Dos años después de haberse formardo Abazagorath, apareció su primer disco Tenebrarum Cadent Exsurgemus (1997), una pieza que condensa de manera excepcional las características propias del Black Metal estadounidense: un sonido frío que se ambienta con atmósferas oscuras, una estética rica en simbología, y un énfasis en la supremacía de lo maldito y lo soterrado. Bien se aplica para esta banda –y algunas otras de su país- la famosa frase del Marqués de Sade: “there is no law above the might of evil”. 

Son en total 13 las canciones que componen este álbum, cada una de las cuales puede considerarse un himno a lo oculto. Las letras de Abazagorath expresan una especie de sombrío panteísmo en el que van apareciendo, sucesivamente, los bosques, las montañas, la luna y las estrellas, todo decorado por un espíritu oscurecido que resalta en estos elementos su lado más pagano. A este propósito los nombres de los temas hablan por sí mismos: “The Chaos That Crawls Beyond the Stars”, “Ghosts of the Moonlight Mist” o “Rites of the Black Herald”. 

Musicalmente, aunque Abazagorath mantiene siempre un tono crudo y visceral, ofrece estructuras en distintos tiempos, lo que otorga al disco cierta variedad. En cada canción se percibe la implacable marcha del redoblante, los riffs sostenidos de la guitarra que se pelean con las líneas de un bajo distorcionado, y la desgarrada voz de Crom, quien, si bien sólo participó en este álbum, supo modularlo de un modo macabro. Además de esto, el disco cuenta con varios tracks de corte ambiental como “Calling the Spirits of the Dead”, el intermedio “The Wolves of Armageddon”, y “October Storms”, entre otros. 

Tenebrarum Cadent Exsurgemus fue editado originalmente por la Elegy Records, con un prensaje limitado a 1000 copias. La imagen, sin embargo, corresponde a la re-edición hecha por el sello colombiano Hell Attacks Productions en el año 2005; una versión que es interesante por varios motivos: en primer lugar, por haberse lanzado a los 10 años del nacimiento de Abazagorath; también por incluir en su totalidad el MCD de 1996 Channelling the Ethereal Moons, así como la Demo Winter, de ese mismo año; y, finalmente, porque estéticamente es un trabajo muy cuidado y profesional. Un disco necesario para los seguidores de la escena Black Metal de Norteamérica.

RANK: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario