Wind of the Black Mountains - Sing Thou Unholy Servants



WIND OF THE BLACK MOUNTAINS. Sing Thou Unholy Servants. Moribund Records. 1998.

La palabra "culto" se ha vuelto bastante popular para designar, por un lado, a las viejas bandas de Black Metal y, por otro, a las agrupaciones actuales cuyo sonido y letras mantienen el espíritu original del género. Estamos en una época caracterizada por las fusiones y la experimentación, hecho que ha multiplicado las formas de entender esa música que, en un principio, parecía tener un sentido unívoco. Wind of the Black Mountains, a mi modo de ver, se ubica justamente en el espacio en donde se mezcla la primitiva cosmovisión del Black Metal con su propio impulso evolutivo; y así parece comprenderlo la propia banda al denominar su trabajo como "dark art for the satanic elite".

Musicalmente, lo que se encuentra en este álbum, Sing Thou Unholy Servants, es la insistencia en ese sonido crudo y básico del Black Metal, el cual se complementa con atmósferas oscuras y ritualísticas, elaboradas a base de teclados, guitarras acústicas y efectos vocales. Una pieza maldita que puso en marcha Tchort desde 1992 hasta 1996 (fecha en la que se concluyeron las grabaciones del disco), y en la que logró canalizar, siendo él la piedra angular de la banda, todo el odio y agresividad que llenaban su vida. Después de 2002, tras la muerte de Tchort a causa de una sobredosis, Wind of the Black Mountains detuvo la publicación de nuevo material, y de lejos se sabe que esto se debe a la falta de aquella potencia creativa.

El disco mantiene también la tradición de culto en el plano temático: cada canción es una invocación satánica, una exaltación del infierno. En "Forcefed into Blasphemy" los versos son explícitos ("Satan whispers: heed your blood to me, I shall give you eternal life"); en "Adversary", es palpable un tono más macabro ("Grant me your sweat of your winged body... my desire to fuck you is so arousing"). Se incluye, además, un cover del tema clásico de Bathory "Rite of Darkness", y una versión sodomizada de "White Rabbit" (canción de Jefferson Airplane), titulada aquí "Black Goat".

La foto muestra la primera edición de Sing Thou Unholy Servants, lanzada por la Moribund Records en 1998. El sello siempre se ha destacado por el sonido de culto de sus bandas (Judas Iscariot, Xasthur, Winter of Apokalypse), y Wind of the Black Mountains no es la excepción. El álbum no ha sido re-editado, pero valdría mucho la pena hacerlo porque su presentación es acertada (especialmente en lo que se refiere al front-cover) y el Black Metal que pone en nuestros oídos es uno de los más oscuros jamás hechos en Norteamérica.

RANK: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario