Unleashed - Shadows in the Deep


UNLEASHED. Shadows in the Deep. Century Media Records. 1992.

Estamos frente a uno de los álbumes paradigmáticos del Death Metal, pues referirse a Shadows in the Deep (1992) es tanto como evocar la época más fértil que ha tenido este género en la historia. Llegado apenas un año después de su debut -Where No Life Dwells-, Unleashed confirmó con este disco los buenos comentarios que antes había generado y profundizó en ese sonido único que resultaba tras mezclar la emblemática voz de Johnny Hedlund con una acerada afinación y unas composiciones que tenían tanto de sencillez como de maestría. Diez canciones componen el álbum, grabado en Alemania bajo la producción de Waldemar Sorychta, dedicado a la memoria de Per Ohlin (aka Dead), y concebido como fórmula de rechazo a las instituciones políticas y religiosas que intentan encerrarnos dentro de su sistema. 

Quien ha escuchado Unleashed sabe que el estilo de la banda es realmente particular: esquivo de las velocidades monótonas, pesado sin renunciar a la melodía, y oscuro por la fuerte presencia de medios. Shadows in the Deep no se destaca por una música especialmente compleja, sino, más bien, por su unidad compositiva, esto es, por el rasgueo muteado de las cuerdas gruesas y su alternancia con líneas más agudas y riffs sostenidos velozmente. La batería, siempre a corte, ofrece  movimientos interesantes de platillo mientras acompaña (como los de "A Life Beyond" o "Land of Ice"); la voz de Hedlund, grave y clara a un mismo tiempo, cabalga sobre la instrumentación; y, finalmente, los punteos, aunque no presentes en todas las canciones, tienen un carácter intuitivo de cuya naturalidad se desprende el hecho de que sean únicos.

Con relación al campo lírico, Shadows in the Deep presenta dos orientaciones: la primera tiene que ver con la muerte y, más concretamente, con una serie de consideraciones metafísicas sobre lo que hay más allá de ella. Los mismos títulos de algunas canciones ya son dicientes al respecto: "The Final Silence", "The Immortals" o "A Life Beyond". La otra dirección temática corresponde prácticamente a la segunda parte del disco y está enfocada en el deseo de manifestarse frente a la opresión religiosa, política o social, ya sea declarándole la guerra (tipo "Crush the Skull" y "Never Ending Hate") o apelando a un regreso de la cultura nórdica -idea que, posteriormente, se convertiría en el foco principal del grupo-, así sucede en temas como "Onward into Countless Battles" y, por supuesto, "Land of Ice".

Shadows in the Deep fue prensado por primera vez en 1992 a través de la Century Media Records y, desde entonces, ha venido reeditándose constantemente tanto por este sello como por otros (Metal Mind Records, Death City Records, o Takt Music). La portada original -que es la que se muestra en la fotografía- fue realizada por Axel Hermann (Asphyx, Desaster, Despair, Grave, Morgoth, Moonspell, etcétera), y el diseño interior está cargado de esos símbolos escandinavos que son tan recurrentes en los álbumes de Unleashed; además de esto, el cuadernillo incluye las letras de las canciones, fotos de la banda y -como era usual en la época- una orden de correo para pedidos a la Century Media. Valga agregar que el álbum contiene una versión del tema "Countess Bathory" (Venom), tal vez el mejor cover que ha hecho Unleashed en su carrera.

RANK: 9/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario