Leviathan - The Tenth Sub Level of Suicide


LEVIATHAN. The Tenth Sub Level of Suicide. Moribund Records. 2003.

Afirmar que Leviathan pertenece a la élite del Black Metal estadounidense puede parecer innecesario; sin embargo, lo remarco desde el inicio para recordar que no estamos frente a un proyecto más dentro del género, sino ante toda una figura emblemática, reputada y de culto. No hace falta penetrar demasiado en la escena norteamericana para comprobar que junto a bandas como Judas Iscariot, Xasthur Krieg, entre otras, Leviathan ha trazado un sonido que en la actualidad resulta identificable por sus niveles de crudeza, caos y oscuridad. Incluso, para los fanáticos que transitan la línea mainstream del Black Metal, el encuentro con cualquiera de estas agrupaciones llega a ser perturbador ya que ninguna de ellas dio (o ha dado) un paso atrás cuando se trata de renunciar al espíritu negro y turbio de su música.

The Tenth Sub Level of Suicide (2003), primer disco de Leviathan es, justamente, un encuentro con lo soterrado: grabado de forma exclusiva por Wrest (vocales, instrumentos) en una consola de 4 canales, las 10 canciones que lo conforman están signadas por lo descarnado y lúgubre. En efecto, el álbum se funda sobre 3 pilares fundamentales: la velocidad del Black Metal tradicional, acompañada con riffs simples y sostenidos (tipo "Fucking Your Ghost in Chains of Fire"); la lentitud de pasajes depresivos en los que no sólo merma el ritmo, sino que toda la música se satura, volviéndose fúnebre y mohína (como en "The Bitter Emblem of Dissolve"); y, finalmente, la aparición de elementos ambientales, a veces, sobre el cuerpo de las composiciones y, otras, independientemente, algo que transforma el disco en una experiencia tenebrosa, lóbrega (como el final de "He Whom Shadows Move Towards").

Wrest logra equilibrar estos 3 recursos de manera magistral en las canciones, acondicionándoles, además, un par de valores agregados: la excelente ejecución del bajo (poco usual en discos de esta naturaleza, y su extrema vocalización, ruidosa, aguda, muchas veces ininteligible (similar a la trabajada por Malefic en Xasthur). The Tenth Sub Level of Suicide, por otra parte, propone un enfoque conceptual bien claro: la exploración de ese espacio que antecede la muerte y que está plagado de espectros, agonía y experiencias complejísimas; la mayoría de las letras fueron escritas con antelación a la música (llegan a datar, incluso, de 1997) y, a pesar de su corta extensión, transmiten emociones atribuladas y oscuras. Ya en la misma Intro del álbum puede escucharse: "There is no light for you... at the end of the tunnel".

La edición de este disco por parte de la Moribund Records marcó el inicio de las relaciones entre Leviathan y este sello, las cuales duraron hasta la salida de su obra de 2008 Massive Conspiracy Against All Life. Es de destacar la labor que hizo la disquera con The Tenth Sub Level of Suicide pues, al contrario de lo que sucede con la presentación austera de muchos de sus CDS, en éste incluyeron un cuadernillo de 8 páginas con las letras de las canciones, fotografías, etcétera. La parte gráfica y de diseño fue labor también de Wrest, y ya puede verse que sus dibujos están en la misma vía que su música. Del álbum existen a la fecha 3 versiones: la primera editada en CD, que es la que se muestra más arriba, y 2 más prensadas en LP en el año 2006. Para finalizar, debe recordarse que Leviathan lanzó en el 2002 una Demo con el mismo nombre de este disco, pero todas las canciones que aparecen allí (a excepción de una) son diferentes.

RANK: 8.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario