Hemlock - Lust for Fire


HEMLOCK. Lust for Fire. Full Moon Productions. 1999.

Si se revisan los perfiles de los miembros de Hemlock, y luego se descubre que es una agrupación de Black Metal, es inevitable dejar de sorprenderse. En efecto, por las filas de este grupo han pasado músicos de bandas tan disímiles como Brutal Truth, Nuclear Assault, Exumer, S.O.D. o Incantation, todas ellas alejadas del sonido Raw/Black que presenta Hemlock, ligado, más bien, al de sus compatriotas Judas Iscariot, Krieg o Black Witchery. Esto equivale a decir que, más allá de la orientación que han tenido sus integrantes en otras bandas, ellos se concentraron aquí en un sonido que cumple con 2 de los cánones más radicales del Black Metal: primero, la consecución de un sonido frío, oscuro y crudo y, segundo, el abordaje de temáticas blasfemas, anticristianas y ocultistas.

Hemlock, durante sus casi 10 años de existencia, constituyó un proyecto alterno de ciertos músicos que tenían muchas otras ocupaciones; sin embargo, en su discografía se cuentan al menos 6 títulos, el último de los cuales corresponde a este álbum Lust for Fire, lanzado en 1999. Se trata de una pieza que contiene 6 canciones de Black Metal sucio, sin aditamentos técnicos, ajeno a los recursos técnicos o las atmósferas de teclado; un disco que es ejemplo de cómo a través de la conjunción de elementos básicos (riffs minimalistas, una batería escoltante, y vocalización sepulcral) puede construirse una música capaz de enarbolar el ánimo por la simple energía de su sonido. Si a esto se le añade, además, una producción -a conciencia- deficiente, el resultado es justamente un álbum que disfrutarán de modo especial los amantes de la entropía.

A excepción de algunas voces a lo King Diamond en "Beyond the Threshold of Pain", y un par de interludios sombríos, todo Lust for Fire recorre ese sonido caótico que antes se describió, a veces de manera acelerada y, otras, con puntillosa lentitud, pero siempre de manera ensordecedora, con una distorsión fuera de control (incluso en los solos) y rasgados coléricos. Las letras de las canciones tienen, por su parte, un carácter semejante al de la música, ya que también ellas son sencillas en su composición, directas y totalmente enfocadas en la exaltación de la maldad; la labor de escritura es compartida por casi todos los miembros de Hemlock, pudiéndose encontrar su sello particular en la aclaración que hace la banda: "Lust for Fire is dedicated to all strife warriors on the edge of insanity".

Full Moon Productions fue la disquera encargada del prensaje de este álbum, y su versión es la única que hasta la fecha existe del mismo. Con relación a su presentación puede destacarse el diseño interior del cuadernillo, pues posee numerosas imágenes mezcladas, colores que se invaden unos a otros,  letras de las canciones, símbolos, etcétera; el front-cover, por el contrario, es una imagen totalmente pixelada y de menor impacto. Sorprende el hecho de que el collage con las fotos de Hemlock muestre una estética más cercana al Thrash o al Crossover que al Black Metal, pero en todo caso permite reconocer muchos instantes de conciertos, jornadas de cerveza, fans, y demás.

RANK: 6.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario