Lunatic Gods - Sitting by the Fire


LUNATIC GODS. Sitting by the Fire. Metal Age Productions. 1998.

Son muy pocas las bandas que existen como Lunatic Gods, es decir, aquellas para las cuales no se encuentra un punto de referencia adecuado. Por ejemplo, podría intentarse definirla como una agrupación de Death Metal, pero de inmediato habría que añadir que su propuesta tiene una carga impresionante de atmósferas y melodías que la relacionan también con otros géneros como el Doom, el Progresivo o el Indie Rock. Proveniente de Eslovaquia, Lunatic Gods es prácticamente desconocida en nuestros países, tal vez porque no ha llegado a firmar hasta el momento con un sello grande, y esto aun cuando la banda tiene una personalidad y propuesta excepcionales.

Este trabajo, Sitting by the Fire, es el segundo en la historia del grupo y es una obra increíble en varios sentidos. Temáticamente, porque sus letras son directas y emotivas, más cargadas de escepticismo y tristeza que de cualquier otra cosa; canciones como "Dead But Free", "Echoes of Sadness" o "At the Threshold of Life" son una muestra de ésto; aunque, del mismo modo, es posible captar en Lunatic Gods un tono más crítico en temas como "Irreparable" o "This World is Full of Lies", en donde el enfoque de Mortis (el compositor de las letras) se acerca a la denuncia de la vanidad, la religión o la hipocresía. No es una emotividad superficial o fingida porque la banda prescinde de los excesos y la teatralización.

El otro aspecto memorable es la música que, como se dijo, es una síntesis sin precedentes de trabajo atmosférico, melodía bien ejecutada y velocidad. King, el tecladista, es un virtuoso del instrumento y no tiene miedo a experimentar con armonías que parezcan extrañas al metal (si no, escúchese el inicio de "This World is Full of Lies"); lo mismo puede decirse de Hirax, el encargado de las guitarras, quien hace gala de una técnica envidiable tanto en los solos como en los arpegios y las ecualizaciones. Finalmente, debe destacarse la amplia variedad de voces que hay registradas en la grabación, dotadas cada una de un sentimiento particular según el tema de la canción: para ello basta contrastar "Echoes of Sadness" con "Smile".

La edición de la foto corresponde a la versión original del álbum editada por la Metal Age Productions en 1998; el cuadernillo del disco es simplemente de lujo: un contraste muy sentido entre la intimidad del hogar de una familia pobre y otra adinerada; gran calidad de impresión que además incluye las letras y fotografías de la banda. La casa disquera Hrom Records re-editó este trabajo en el año 2000 (¿y 2003?) con el cover-art modificado e incluyendo dos canciones que fueron grabadas durante las sesiones del álbum The Wilderness pero que no llegaron a incluirse en él. A través de Hrom Records también están disponibles re-ediciones de otros dos discos de Lunatic Gods.

RANK: 9/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario