Zaratustra - It Was a Night


ZARATUSTRA. It Was a Night. Counter Attack Productions. 1999.

Muchas agrupaciones dicen tener como base conceptual la filosofía de Friedrich Nietzsche, pero la mayoría de ellas reproduce una especie de auto-impugnación, pues aquello que afirman lo refuta su propia propuesta, carente de indagación y lectura disciplinada. Encontrar una banda alejada de este engaño constituye todo un suceso y, por ello, justamente, es que sorprende tanto Zaratustra: porque no es otro de esos juegos ilusorios -que encumbran solo los incultos y aduladores-, sino una banda inteligente, clara en su proyección y que, desatendiendo las preocupaciones que proceden del éxito o el entendimiento de los otros, conduce paralelamente la fuerza de la filosofía nietzscheana -que conoce en todos sus pormenores- con una música que es su perfecto corolario por lo que tiene al mismo tiempo de belleza y monstruosidad.

Y aunque Zaratustra solo dejase para la posteridad este disco, It Was a Night (1999), es suficiente para sostener lo dicho anteriormente. Se trata de una obra extraordinaria de Black Metal sinfónico en la que se cosecha lo más notorio de este estilo: el brillo de las guitarras, el tamizado continuo de los teclados, una vocalización con numerosos quiebres emotivos, tonos en los que riñen la melancolía y la oscuridad, y una facilidad natural para la ejecución de las transiciones. Todo Zaratustra es a nivel musical, como lo deseara Nietzsche, una tensión entre lo dionisíaco y lo apolíneo: en sus canciones aparecen la belleza y la finura como los únicos medios para asomarse a aquello que, de otra forma, nos apabullaría, esto es, el instinto, la violencia, la animalidad, siendo cada trozo de su música una experiencia abiertamente catártica.

Pero, además, como si ya de por sí el sonido no hablase el lenguaje de Nietzsche, It Was a Night va descubriendo líneas que conservan la forma poética de este filósofo, ya sea porque son variaciones sobre temas de Also Sprach Zarathustra, o porque, apropiándose de pensamientos como la voluntad de poder, el amor fati, o el eterno retorno de lo mismo, la banda secunda los derroteros del caos nihilista o el vitalismo. Así en "Kisses of the Ice Craving" se escucha: "you're with the cold crystal / in your dumbness / feel the heart of the ice / the breath of the rocks / go through the bright idol / miss the top of the cold harmony"; o en "About the Poisonous Spider": "a sharp knife stays behind every praise / and being a judge is the charm / it's the greatest felt emotion / how splendid they reflect and compete / firmaments and arches in a fight for domination / by lights and shadows they go forward / to one another".

It Was a Night fue lanzado por el sello bulgaro Counter Attack Productions en dos formatos diferentes, TAPE y CD. La presentación de ambas versiones es excepcional, no solo por lo que respecta al plano gráfico -cuyo material fue diseñado exclusivamente por Emil Saparevski, tomando como base dos de los animales simbólicos de Nietzsche en el Zaratustra: la serpiente y el águila-, sino porque la impresión y todos los detalles artísticos se hallan perfectamente enlazados. Lastimosamente hay un error en el listado de los temas, pues el mencionado "Kisses of the Ice Craving" que aparece enunciado como el track 5, constituye dentro de la grabación la pista número 3. Salvando esta equivocación, por donde se lo mire el disco es prodigioso y, sin lugar a dudas, una de las mejores piezas del Black Metal sinfónico en la historia.

RANK: 10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario