Zidiz - El Poder Brutal


ZIDIZ. El Poder Brutal. Entrophia Label & Productions. 2010.

Aunque Zidiz se concibió originalmente como un proyecto para rendir tributo a las bandas forjadoras del Speed Metal, fue acogido de tal manera por los seguidores de este género, que ya casi completa una década de existencia y ha realizado 5 producciones discográficas. A sí misma, Zidiz se considera la "primera banda ecuatoriana de satánico y bizarro Speed Metal", y tal vez lo sea por lo que se explicará más adelante, si bien es justo precisar ya que lastimosamente son muchas las limitaciones que tiene su música, y varios los "errores" en los que ésta incurre, al menos en lo que respecta a El Poder Brutal, álbum -lanzado en el año 2010- con el que la banda se ratificó dentro de la escena, después de presentarse con un TAPE de edición bastante limitada, llamado Ecuadorian Satan Speed Metal.

Las canciones que aparecieron en el TAPE son prácticamente las mismas de El Poder Brutal, y revelan, después de una "Intro" prescindible -de más de 5 minutos-, una banda rápida y enérgica, que sobre la base de riffs tradicionales, combina vocales gruesas y oscuras, que ciertamente generan un contraste interesante con el apartado rítmico. El problema se halla en que el trabajo guitarrístico se vuelve un tanto repetitivo en el transcurso del disco, llegando a encontrarse, incluso, líneas que podrían perfectamente ser extrapoladas a diferentes canciones; además, si bien hay un esfuerzo por incluir solos en algunos de los temas, estos con dificultad proveen a la estructura de la vivacidad y fuga que generalmente otorga un punteo en el desarrollo de una canción, quedándose subsumidos en el cuerpo de la misma (excepción hecha, tal vez, en el tema "Zidiz").

Por otra parte, la batería en El Poder Brutal es obstinadamente lineal, su ejecución es tan plana que ni siquiera en un tema como "Kredo" que inicia con un supuesto solo percusivo, puede reconocerse en ella algún atisbo de creatividad, sino la continuación de una marcha simple e insistente. Las voces de Zidiz, sin ser preponderantes, establecen una dinámica interesante, pero es lo que se espera en el caso de una banda que incluye en sus filas nada más que 3 vocalistas. Con todo, las letras del álbum son en su mayoría un fiasco, seguramente del gusto de muchos metaleros -cuya propia futilidad se convierte en la medida de su juicio-, pero que vistas desde la sensatez resultan  ridículas, además de estar cargadas de malapropismos: "monjas devotas / mestruando en mi boca / rancios cardenales / lamen mi verga / espesa coprofagia (pan) / charcos de sangre (vino)".

El Poder Brutal fue editado por el sello ecuatoriano Entrophia Label & Productions, el cual también ha editado algunas de las producciones de las otras bandas en las que participan los miembros de Zidiz, como Ángel Negro y Grimorium Verum. La edición estuvo limitada a 300 copias enumeradas a mano -esta es la 284-, y utilizó como portada la imagen de una estatua con la que se recuerda la leyenda ecuatoriana conocida precisamente como "El Poder Brutal". El cuadernillo es de 8 páginas y contiene las letras de algunas canciones, agradecimientos, fotografías y una semblanza biográfica del grupo. Debe recordarse que la pista 5 del CD corresponde a un cover del tema The Fire God, original de los canadienses Piledriver, y que participa como invitado el músico tradicional Carlos Narváez, quien ha trabajado junto a Equidnos -guitarrista de Zidiz- en varios de sus otros proyectos.

RANK: 6.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario